Mujeres Súper PODEROSAS

Regresar
Mayo, 10 del 2019

 

Hoy la mujer peruana asume más respónsabilidades que antes, convirtiéndose en una persona multifacética. 

Ser multitasking es muy común en nuestra sociedad y si no tomas ciertas medidas para descansar y relajarte, es probable que no rindas en todas tus actividades y lo que es peor: pierdas los papeles.


Escribe: ANTUANE CALDERÓN

La sociedad exige un alto nivel de profesionalismo y ser madre, amiga, esposa y deportista no es tarea fácil. La filosofía de vida de las mujeres multifacéticas es vivir y desarrollarse plenamente en todos los ámbitos según la psicóloga Lesly H. Peláez  del centro Cognittiva Psicología Integral. Sin embargo, no tener periodos de recuperación  basados en el descanso provocaría graves problemas de salud como el estrés crónico.

Empezar el día a las 6 de la mañana, terminar con las tareas del hogar a media noche y tener pocas horas de sueño enloquecen a cualquiera. Con estos 14 tips  obtendrás bienestar  y seguirás siendo una mujer multifacética fuerte y centrada sin morir en el intento.

1. Establece prioridades. Debes aprender  a elegir y determinar qué actividad realizarás primero. Como señala la psicóloga Lesly H. Peláez, las mujeres multifacéticas deben entender que no se puede hacer todo a la vez.


2. Distribuye tu economía. La gran mayoría de las mujeres realizan más de una actividad para completar su cuota mensual y mantener al día los pagos de la casa, el gimnasio, la universidad, etc. sin embargo, si no distribuyes bien tu dinero puede que estés dando más valor a cosas que no son necesarias y estés perdiendo tiempo de calidad con los tuyos. 


3. Pide ayuda profesional. Muchas mujeres tienen problemas con el esposo o los hijos y suelen resolverlos intuitivamente pero no de la forma correcta. Según la doctora Lesly H. muchas mujeres entran en estrés porque no saben pedir ayuda. Tienen vergüenza de conversarlo con alguna amiga o si se les ofrece una mano prefieren rechazarla. No solo basta con buscar en internet o leer libros. Un profesional sabrá qué caminos tomar para solucionar los problemas.


4. Haz lo que te gusta. No hay nada más placentero que hacer lo que amas. Como dice Confucio “Escoge un trabajo que te guste, y nunca tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida”. Realizar actividades que te gusten influirá positivamente en tu estado de ánimo evitando que caigas en el estrés. Te convertirá en una persona más productiva. Haz lo que te relaje: escucha música, baila, camina, mira una peli o tómate un buen café pero ¡disfruta!  


Tómate un tiempo para relajarte, canta o baila. ¡Diviértete!


5. Vida sana, mente sana. Mantén una vida saludable. La alimentación y los ejercicios son primordiales. La clave es ingerir los alimentos correctos en base a las actividades que realizas. La actividad física te beneficiará en dos aspectos: primero, mantendrá tu cuerpo saludable y segundo, te dará una sensación de placer al liberar la hormona serotonina.


6. Mindfulness. “Es la atención plena. Decidir hacer solo una cosa a la vez y apartar la mente de todo y enfocarla solo en una actividad”, comenta la psicóloga Lesly H. Peláez. Tomarse un momento en el día para concentrarse solo en una cosa te puede relajar más de lo que te imaginas. Disfrutar del sabor del café por la mañana, sentir tu respiración o los latidos de tu corazón, oler una fragancia te producirá pequeños placeres que aliviarán tu día.


Practica el mindfulness y disfruta de los pequeños placeres de la vida.


7. Distribuir la energía en todos los ámbitos de la vida. Según la psicóloga Lesly H. en la vida existe una ruleta que contiene todos los ámbitos de nuestra vida: desarrollo personal, familia, trabajo, dinero, amor, amigos, salud y ocio. Estos aspectos de la vida se encuentran interconectados por lo que si se falla uno repercute en el otro


8. Aprende a decir no. Negarte en ciertas situaciones no te convierte en una mala madre, esposa o amiga. No tienes una varita mágica para solucionar todo o una batería interminable en el cuerpo. Eres una mujer que también tiene límites, siente y que necesita su espacio. Ponte en primer lugar y libérate. 


9. Delega responsabilidades. Ser amiga, mamá, esposa, profesional, etc. implica asumir una serie  de responsabilidades. Sin embargo, pedir ayuda en la casa con las tareas, con los hijos o en el trabajo dejando que todos asuman  sus responsabilidades no debe hacerte sentir inútil o incapaz.  Distribuir las actividades será positivo para ti. Reducirás el nivel de presión y evitarás caer en un estrés crónico.


10. Elege el momento oportuno. Existen distintas situaciones que requieren de nuestra máxima preocupación y energía como la maternidad o el profesionalismo. Ambos necesitan de mucho esfuerzo y dedicación por lo que se debe decidir en qué momento de la vida asumirlos para manejarlos de la mejor forma.


11. Toma decisiones adecuadas. Según la psicóloga Lesly H. Peláez “si manejamos una mente sana que analice el espacio y reflexione lo que observa, tomaremos  buenas decisiones porque interpretaremos situaciones más positivas y no perjudiciales”.  


Relájate con la meditación en un día de mucha presión. 


12. No acapares demasiadas actividades. “No se pueden hacer todas las cosas que uno quiere a la vez y pretender que está bien y que va a funcionar” señala la doctora Lesly H. Peláez. Agregando más responsabilidades a tu día tu rendimiento decaerá y te provocarás problemas de salud que pueden repercutir negativamente en tu vida. 


13. Resuelve conflictos de forma asertiva. La vida no es color de rosa. Siempre existirán pequeños o grandes problemas pero ignorarlos u ocultarlos no es la solución. Analiza e interpreta el conflicto para resolverlo de forma positiva. No dañes, ni perjudiques a los demás. Identifica alternativas que beneficien a ambas partes.


14. Acudir a lugares de bienestar.  Tu cuerpo y mente necesitan de un tiempo de recuperación y descanso. La mejor opción para soltar los músculos tensos  es realizar sesiones de meditación, yoga, masajes para que te recargues de energía positiva y tengas una sensación de paz y tranquilidad.

Comentarios