Listas Para el Verano

Regresar
Octubre, 16 del 2012

 

Si te dedicaste a vivir bajo sombra y comer cuanto chocolate encontrabas a tu paso, estate alerta: solo quedan tres meses para darle la bienvenida al sol.


Si te dedicaste a vivir bajo sombra y comer cuanto chocolate encontrabas a tu paso, estate alerta: solo quedan tres meses para darle la bienvenida al sol. 

A continuación, soluciones para bajar de peso y cuidar la piel.


Cada lunes, cuando tenemos un compromiso el fin de semana, pensamos en iniciar una dieta. Es común que vengan a la mente pensamientos como: “Tragué durante todo el invierno, ahora estoy hecha una cerda”, o: “¿Qué hago para bajar de peso rápido?”. Finalmente, “¡Mañana empiezo la dieta, sí o sí!”.


Es así como iniciamos las investigaciones para descubrir cualquier método que nos haga perder peso de la forma más rápida y efectiva. No tenemos en cuenta que algunos regímenes son bastante arriesgados como las dietas extremas, o el consumo de purgantes, anfetaminas y otras sustancias que dañan nuestra salud.

El Dr. Jorge Pun, especialista en nutrición, recomienda no creer en dietas rápidas que aseguren perder varios kilos para el fin de semana. “Tampoco confío en las dietas de lechuga y pollo sancochado, o en dietas como la sopa quema grasa; porque luego al retornar a la dieta normal se recuperará el peso perdido. El cambio no puede ser tan radical”, dice.

Comer sano es una virtud

Es importante escoger un método dietético razonable y sostenible en el tiempo, para no verlo como un sacrificio, sino como una opción de vida. “Si logramos aceptar que comer sano es una virtud, vamos a poder hacerlo siempre. Es como ser un no fumador. Sin importar si es sábado o domingo, si se encuentra en un lugar cerrado o abierto, si está nervioso, ansioso, triste, preocupado o feliz, uno decide no fumar.

Si tenemos la virtud de comer sano, lograremos hacerlo siempre”, asegura Pun.

Por el contrario, si consideramos que se trata de un sacrificio, estaremos buscando la excusa perfecta para romper la dieta y culparemos a los amigos, al método, a la ansiedad, a la menstruación o a la menopausia.

Lo recomendable para bajar de peso es seguir una dieta baja en calorías y en carbohidratos durante las dos primeras semanas, y luego tener una dieta de mantenimiento pensando que comer sano es una virtud y no un sacrificio.

La dieta de nuestros ancestros

Una dieta que ha venido teniendo mucho éxito en Estados Unidos, y al mismo tiempo provocando controversias, es la dieta ‘Paleo’ o ‘Nutrición Evolutiva’. Esta tiene como objetivo maximizar el estado de la salud, evitando los alimentos nuevos o procesados.


 

Así, Jorge Antonio Bentín, biólogo y ecólogo de la universidad de Yale que ha puesto de moda la dieta en Perú a través de su página ‘Vida Paleo’, se pregunta: “¿Quiénes son los dos únicos animales que sufren de sobrepeso?”. La respuesta es los seres humanos y los animales domésticos. En otras palabras, todos los animales que consumen productos industriales.

El hombre tiene una antigüedad de 200 mil años como especie. Durante ese tiempo se ha alimentando principalmente de carnes y otros alimentos que recolectaba. Recién hace 10 mil años fue descubierta la agricultura y con ello el hombre empezó a consumir cereales, aceites industriales y luego, mutaciones genéticas de los mismos alimentos. “El cuerpo del hombre no se ha acostumbrado a consumir esos productos, no ha tenido el tiempo en los últimos 10 mil años de procesar las toxinas de las semillas”, sostiene.

Bentín asegura que no podemos saber qué comían nuestros ancestros, pero sí podemos saber qué no comían y es justamente eso lo que debemos evitar. Sin embargo, aconseja que si una persona tiene obesidad, haga una dieta Paleo y limite los carbohidratos como la yuca o el camote.

Alimentos que se pueden comer

Según la Nutrición Evolutiva, los productos de origen animal que se pueden consumir son la carne roja, pollo, pescado, mariscos y huevos. Lo ideal es que los productos consumidos sean de animales sanos y que hayan crecido consumiendo una dieta natural.

 

Mientras que las grasas de origen animal y de frutos son bienvenidas. También lo son el aceite de pescado. Asimismo el aceite de coco, aceite de oliva, palta, pecanas, etc.

Y los vegetales que pueden acompañar a las fuentes de proteínas son el zapallo, los espárragos, el palmito y los pimientos.

Si debemos consumir alimentos naturales fermentados, convienen el yogur, encurtidos y otros productos prebióticos con cepas vivas.

Es importante recordar que la dieta Paleo no se enfoca en número de calorías, sino en la calidad de la comida. Por eso se recomienda a las personas que quieran bajar de peso que reduzca los carbohidratos a alrededor de 50 gramos al día, pero maximizando el consumo de buenas grasas (saturadas y mono-insaturadas).

Piel de Afrodita

Por otro lado, si lo que queremos cuidar es el aspecto, lo principal para que una piel llegue en buenas condiciones al verano, es realizar limpiezas profundas para retirar células muertas. Para mantener la piel hidratada se debe hacer un tratamiento de colágeno en base líquida, mediante la aplicación de mascarillas de vitamina C de manera tópica o inyectada. Los expertos del centro de estética Luméniz recomiendan también la aplicación de ácido hialurónico en gel a nivel de la dermis, mediante microinyecciones que permiten atrapar moléculas de agua y dar al tejido una adecuada hidratación. Lo bueno es que todos estos tratamientos no necesitan descanso laboral y se pueden realizar cualquier día de la semana, ya que no hay contraindicaciones.

 

El bronceado de tus sueños

Si no quieres llegar a la playa más pálida que la nieve, utiliza un bronceado artificial antes de exponerte al sol. En este caso se pueden utilizar las camas bronceadoras o los bronceadores graduales que son humectantes corporales con una pequeña cantidad de DHA (combinación basada en azúcar que junto a los aminoácidos de la piel crean un tono más oscuro) que te permite crear un efecto de bronceado natural. En peso y aspecto, no hay excusas para que el sol te agarre desprevenida. (Carolina Ciurlizza)
Comentarios
Artículos relacionados