¿Estoy preparada para ser madre?

Regresar
Setiembre, 11 del 2017

 

De 5% a 40% aumenta la tasa de embarazos en mujeres mayores de 40 años gracias a la fecundación in vitro.

El embarazo después de los 40 es posible gracias a las técnicas de reproducción asistida del Instituto de Medicina Reproductiva de la Clínica Ricardo Palma.


A sus 41 años y sin una sombra de agotamiento, Elena luce un envidiable embarazo de cinco meses y dos semanas. El varoncito llegará a su vida y a la de su pareja gracias a un exitoso tratamiento de fecundación in vitro realizado por los médicos del Instituto de Medicina Reproductiva de la Clínica Ricardo Palma. “Cuando llegas a una edad en la que te realizas profesional y económicamente, lo único que te falta es realizarte como madre y ese era mi sueño”, afirma.

Así como ella, al año este centro especializado recibe a 500 pacientes que anhelan convertirse en madres. “Nuestra tasa de embarazos bordea el 45% y con donación de óvulos esta aumenta a un 60% - 70% de los casos”, informa el doctor José Quispe Prado, especialista con más de quince años de experiencia en tratamientos de reproducción asistida, quien actualmente trabaja con sus hijas Patricia y Ángela Quispe Almandoz, además del doctor Derek Tami Gambetta, todos ellos Másters en Reproducción Humana.


Doctores Derek Tami Gambetta, Ángela Quispe Almandoz, Patricia Quispe Almandoz y José Quispe Prado.


“Había perdido las esperanzas de ser madre porque ninguna de mis dos trompas de Falopio funcionaba. Una estaba atrofiada y la otra la había perdido a raíz de un embarazo ectópico”, explica Elena sobre los años anteriores al tratamiento.

Por fortuna, ella acudió al Instituto de Medicina Reproductiva de la Clínica Ricardo Palma donde le realizaron dos intentos de fecundación in vitro que culminaron con éxito en marzo de este año.

La doctora Ángela Quispe advierte que “entre muchas mujeres existe la creencia de que postergar la maternidad supone además alargar el tiempo para congelar sus óvulos cuando lo recomendable es hacerlo antes de los 35 años”. Cada vez son más las mujeres que se interesan por esta técnica, sin embargo la mayoría no la conoce o algunas reaccionan un poco tarde y, aunque todavía es posible realizarla, el resultado no será el mismo.

Otro aspecto a tomar en cuenta es que los tratamientos son de pareja, por lo que los hombres no pueden mantenerse al margen. “Sobre todo tomando en cuenta que entre el 35% y el 40% de casos de infertilidad se dan por el factor masculino”, explica Patricia Quispe. Eso fue lo que pasó con Miriam, maestra lambayecana de 38 años y actualmente madre de gemelos, quien llevaba cinco años de matrimonio sin poder concebir.


Placa petri con óvulos


“Al realizarnos los exámenes, mi esposo y yo nos dimos cuenta de que el problema estaba en la falta de movilidad de sus espermatozoides”, recuerda. Este diagnóstico, según explican los médicos, puede deberse a múltiples factores, siendo los más frecuentes el consumo de alcohol, tabaco o la falta de actividad física.

Por esta razón, los doctores optaron por el procedimiento conocido como ICSI o microinyección espermática, en el que solo basta un espermatozoide por óvulo, mientras que sin este son necesarios entre 50 mil y 100 mil espermatozoides.

En el caso de Miriam el embarazo se consiguió en el primer intento, aunque en muchos otros se logran luego de un segundo o tercer intento. Cuando esto no es posible se puede recurrir a la donación de óvulos, que es también uno de los servicios que el Instituto de Medicina Reproductiva de la Clínica Ricardo Palma brinda. Esta técnica se recomienda en mujeres con mala calidad ovocitaria.


El milagro más esperado es posible después de los cuarenta.


“El secreto de un tratamiento de fertilización exitoso está en orientar de manera honesta y oportuna a la paciente”, dice el Dr. José Quispe Prado. “Hay pacientes que ahora tienen hijos adolescentes de catorce años y que nacieron gracias a la fertilización in vitro o la inseminación artificial. No hemos perdido contacto con ellos”, indica. El Instituto de Medicina Reproductiva de la Clínica Ricardo Palma no es solo un staff de profesionales especializados; es un grupo de médicos al servicio de parejas que desean tener una familia.

 

Comentarios