Segunda Piel

Regresar
Diciembre, 01 del 2017

 

LO ÚLTIMO
Por ser de líneas simples, la tendencia Swimgerie (bikinis similares a las piezas interiores) es la preferida de las amantes del minimalismo.

 

Para el 2018, la tendencia en trajes de baño apunta a los prints tribales, florales y geométricos, y a las piezas con volantes y borlas. También, destaca la moda swimgerie: bikinis que parecen prendas íntimas.


El traje de baño es una de las piezas más reinventadas de la historia de la moda. Se creó en el siglo XIX y era entonces un confuso diseño de seis prendas que cubría hombros y muslos; mientras que por estos días, en contraste, puede ser un pequeñísimo pedazo de tela llamado tanga. Desde siempre, los diseñadores han jugado con las formas y estilos, y también con el deseo femenino de mostrar o no mostrar. Esta temporada, los bañadores se lucen principalmente estampados y con muchos accesorios.  

“Este verano veremos muchos bikinis y trikinis, pero el traje entero seguirá marcando la pauta. El más ‘in’: el de tirantes, escote pronunciado y talle alto (high leg)”, asegura la asesora de imagen Karina Fernandini. Este modelo fue el preferido de las pasarelas del pasado Mercedes-Benz Fashion Week Madrid.


¿Y sobre los diseños? “Florales, tribales y geométricos serán tendencia”, responde Karina, quien asegura que, además, los artífices de la moda han trasladado volantes, borlas, flecos y amarres de las prendas de vestir a las de baño, en busca de un look más urbano.


COMPRA INTELIGENTE. Considera tu talla exacta y cuánto quieres exhibir este verano antes de comprar tu traje de baño.


OJO CON EL DETALLE

Pero mucho cuidado con el uso de estos recursos porque aportan volumen en la zona donde se ubican. Si, por ejemplo, cuenta Emilia Franco, experta del instituto Casa de la moda, se tiene caderas prominentes, entonces no será recomendable usar una trusa con volantes o tiras. Claro, en caso de no tener curvas, sí, pues ayudará a crear amplitud. Esta regla se repite para la franja del busto.  


En el caso de los prints, no aportan corpulencia, pero sí un efecto óptico de mayor volumen. Por ejemplo, comenta Emilia: “Si eres delgada, apuesta por un bikini de flores pequeñas y juntas. Esta composición aportará abundancia visual”. Pero también los estampados ayudan a aparentar menos kilos. Este es el caso de las rayas verticales, que estilizan el cuerpo, y por eso son perfectas paras las siluetas curvy.


Para estas últimas, además, es una buena opción la pieza única de color entero que cuenta con una correa o lazo que ayuda a definir la cintura. También la de escote profundo porque estiliza el torso, o la bandeau (sin tiras), que junto a ballenas y refuerzos consigue sujetar el busto sin marcar los rollitos. Pero no solo los diseños, también los materiales permiten afinar el cuerpo. “Anímate por los frunces y drapeados, que son texturas que convierten al traje de baño en faja”, recomienda Emilia.


ESTAMPADOS TRIBIALES
Esta temporada se apoderan del armario. Este print que también se conoce como étnico aporta un estilo boho chic a las tenidas, que calza a la perfección con la frescura del verano. Accesorios como los flecos y las borlas, y tejidos como los bordados, combinan con esta propuesta.



TENDENCIA LENCERA 

Pero eso no es todo. Este verano también llega la moda swimgerie, que consiste en usar prendas de baño similares a las piezas interiores y que regresó a escena a mediados de año de la mano de Kendall y Kylie Jenner. Las piezas más usadas son los sujetadores en forma de triángulo y de tirantes finos, similares a los brassieres, y los de modelo top cerrado, que se asemejan a un bra deportivo.


Esta tendencia se caracteriza por ser minimalista: confección de líneas simples y uso de colores enteros (salmón, marrones, azul marino y verdes empolvados); y por ello contrasta con el resto de propuestas pues excluye a los accesorios. Por esta misma razón, resulta una opción sobria y elegante. Tú decides.



EL TRAJE PERFECTO

Apuesta por el trikini si quieres provocar curvas visuales en tu figura. Esta pieza es perfecta para los cuerpos rectos, en los que hombros, cintura y cadera tienen una sola medida. Elige las piezas con lazos si buscas agregar volumen a tus zonas, y el escote en “V”, si deseas estilizar el torso.


LENTES SEGÚN LA FORMA DE TU ROSTRO

Estos accesorios son claves del verano. No solo poseen un alto poder estético (todos nos vemos mejor con unas gafas puestas), sino que ayudan a camuflar defectos o a resaltar virtudes del rostro. Si, por ejemplo, este es anguloso (cuadrado), lo mejor es optar por lentes redondos, de líneas suaves o sin monturas, para aportar movimiento a la cara. Y si esta es redonda, entonces elige gafas rectas. Otra regla: al rostro menudo le favorecen los anteojos pequeños porque no alteran las proporciones.

Comentarios
Artículos relacionados