Moda Anárquica

Regresar
junio, 30 del 2017

 

Los diseños de Kawakubo siempre se han caracterizado por huir de las tendencias convencionales, intentado crear una ropa atemporal.

El Metropolitan Museum de Nueva York presenta Rei Kawakubo/Comme des Garçons. Art of the in-between, una retrospectiva de la artista japonesa de 74 años que va hasta fines de septiembre.


Lo obvio como escotes, tacones, lentejuelas y el clásico “glamour” le importan poco. Rei Kawakubo hace las cosas a su manera. Su trabajo desafía las nociones convencionales de belleza, buen gusto y lo que entendemos por moda. Solo con paciencia y una mirada abierta se descubre la vitalidad, la inocencia y la poesía que habita en cada una de sus prendas “hay que ser como los chicos, como esos niños salvajes que se acercan al mundo sin miedo, sin máscaras, sin ideas preconcebidas de cómo deben ser las cosas”, dice a los periodistas que intentan arrancarle algunas palabras. La diseñadora es parca y habla poco.


Rei Kawakubo la diseñadora japonesa mas original de nuestros tiempos mantiene un perfil muy bajo, rehuyendo de la prensa y prefiriendo que sus creaciones hablen por sí mismas


La japonesa que creó la marca Comme des Garçons no deja de reinventar la moda. La sala del MET donde se exponen las 140 piezas es un enorme espacio blanco con una serie de estructuras geométricas. La muestra repasa casi medio siglo de vanguardia y valentía. Ninguna flecha indica una dirección correcta, ni hay textos que expliquen las piezas. No las llama ropa sino “objetos para el cuerpo”. Una camisa que no es la clásica camisa puede ser ridícula para muchos. Otros encuentran un significado potente en ella. Dice que no le gusta explicar sus diseños “La ropa es como la ves y como la sientes. No hay nada que explicar”, dice.


Sus diseños lindan con la
antimoda, que critica el concepto de glamour impuesto por la sociedad occidental y que pretende acabar con ciertos esquemas tradicionales de la forma del cuerpo.


Comme des Garçons es una de las poquísimas casas de moda que no permite tibiezas. Provoca rechazo o fascinación eterna. Quienes usan sus creaciones no le temen a la apariencia sino que disfrutan de sus apuestas visualmente complejas. Muchos se preguntarán si tal audacia tiene algo que ver con los orígenes de la diseñadora y su particular manera de ver la vida. Esta mujer menuda y de carácter fuerte nació en Japón, acabada la Segunda Guerra Mundial, y de adolescente vivió la cultura Pop impuesta por Estados Unidos. Ella asegura no sentir alguna conexión entre su trabajo y estas experiencias: “Mi trabajo viene de adentro. Nací en Japón por accidente”, pero no niega que los 70s fue la época más interesante para ella porque comenzaron los verdaderos cambios en la moda, especialmente en Londres. 


La muestra del MET presenta sus desafiantes diseños arquitectónicos, esculturales y únicos. Prendas reconstruidas que parecen hechas como al azar.


Su personalidad, que inspiró al personaje de Edna Moda en la película de animación ‘Los increíbles’, comenzó a forjarse en la Universidad donde se graduó en filosofía. Tras trabajar en el departamento de publicidad de una empresa textil japonesa comenzó a hacer diseños y a elaborar sus propias prendas. A comienzos de los setenta se lanzó a crear su propia firma: Comme des Garçons, y una década después triunfa en París con su primer desfile conquistando el mercado europeo.

Rei Kawakubo siempre ha dicho que se sintió identificada con el movimiento Punk, no solo en la moda. La idea de hacer algo nuevo, libre y alejado de toda autoridad le gustaba: “Detesto las organizaciones. Cuando perteneces a un grupo, tienes un líder que va a controlar al resto del grupo. Me considero una anarquista en el sentido de que anarquismo significa libertad y caos”. En cada propuesta Kawakubo se las juega. No le interesa ganar adeptos; ella tiene el valor de poseer una identidad inamovible que pone en jaque la clásica concepción de feminidad y belleza.

Comentarios