Toque Femenino

Regresar
Setiembre, 23 del 2014

 

Seis diseñadoras –entre ellas Sachi Fujimori– nos muestran los espacios que intervinieron para Casa Cor 2014. La inauguración es el 22 de septiembre.


Una imponente estructura fabricada a partir de la unión de dos contenedores es uno de los proyectos que más llama la atención en el patio del Palacete Souza, lugar en el que dentro de pocos días se inaugura Casa Cor. 


La arquitecta Sachi Fujimori y un equipo de diseñadores rescataron estas estructuras que tradicionalmente sirven para transportar todo tipo de mercancía de gran tamaño por tierra, mar o aire y las reutilizaron para crear un departamento. “Los contenedores ya se usan en Estados Unidos y Europa pero aquí en el Perú la idea es nueva. Nosotros reciclamos un contenedor y ese concepto lo llevamos a los muebles, adornos, maderas y otros objetos que también fueron reciclados”, explica Fujimori.  El espacio fue concebido para una pareja joven que añora vivir en el campo, en contacto con la naturaleza. Las lunas y los espacios integrados sirvieron para conectar el exterior con el interior. “Se quiso agrupar todas las comodidades en un espacio pequeño y partimos de un concepto ecológico, es decir, de la idea de comodidad en un área reducida pero sin sacrificar el jardín o la terraza”. El contenedor, por cierto, es un recurso flexible, se adapta a diferentes climas, puede resistir temperaturas extremas y sobre todo se puede transportar con facilidad. 


Continuando con el recorrido por el gran patio de la casona barranquina, ingresamos a un pequeño cuarto con ventanas de estilo gótico que se ha transformado en un restaurante. “Quisimos hacer un restaurante tipo bistró pero con un look muy elegante”, comenta la interiorista Kathy Cárdenas, quien junto a la arquitecta Mirtha Chaker ha concebido la decoración del lugar. “Usamos un fondo negro para mantener la elegancia y conseguir cierto dramatismo y usamos plantas para traer algo del exterior al interior. También instalamos un original juego de luces de colores”, explica Chaker. El catering estará a cargo de Hana&Sumi, cuyo establecimiento se dedica a la cocina internacional con insumos peruanos por lo que el público podrá degustar de un menú fusión durante su visita. 


Otro de los trabajos que seguramente dará que hablar es el que hace María Lucía Ruzo, encargada de la decoración de un departamento monoambiente, caracterizado por integrar sala, comedor, dormitorio, cocina y escritorio en un solo espacio. Ruzo ha colocado muebles modernos en blanco y negro y algunos toques de color en lo que describe como un espacio unisex en el que nada es ni tan femenino ni tan masculino.

Placer de vivir
Terminamos la visita ingresando a dos áreas dedicadas al tiempo libre, a la relajación y al placer. Hablamos del “Spa y Sauna” creado por la diseñadora polaca Beata Woznica, quien participa en Casa Cor por tercer año consecutivo, y al “Cine en casa”, concebido por la arquitecta Giselle Manrique. Woznica nos lleva de la mano a un cuarto forrado de texturas en madera. “Es un trabajo en tres niveles que incluye sauna, jacuzzi, ducha española, lavabos y camas de descanso”, dice la diseñadora. Se colocaron plantas y se le dio un todo verde al agua para reforzar la presencia de la naturaleza. Tanto las luces como las funciones del spa están automatizadas y se pueden comandar desde un control remoto. 


Para ‘El cine en casa’ Giselle Manrique quiso integrar los últimos avances en tecnología con un ambiente súper cómodo. Es así que unas butacas de cine ergonómicas traídas de Noruega servirán para ver películas en un proyector multimedia 3D con ecran retráctil. “Quise llevar el cine a la casa con lo último en audio, video y automatización en un ambiente de confort”, expresa Manrique.  La arquitecta cuenta además que le imprimió un aire sofisticado al ambiente usando paneles retro iluminados y calados que ella misma diseñó y una calefacción eléctrica que brinda varios niveles de calor. También hay un minibar y puertas acústicas que no dejan escapar el sonido. Así, el cine es y siente, en efecto, como el séptimo arte.


 

Comentarios