¡PON TU MEJOR SONRISA!

Regresar
Noviembre, 09 del 2017

 

Con unos dientes que luzcan sanos y con un blanqueamiento equilibrado, como parte de la tendencia natural; y unos labios sin arrugas e hidratados. Aquí, una guía básica para conseguirlo.


No solo una imagen, también una sonrisa, valen más que mil palabras. Según estudios, al sonreír, la persona le dice al resto que es social, confiable y cercana. Entonces, sonreír empodera. Pero no solo eso, como señaló alguna vez el icónico Bob Marley, “la curva más hermosa de una mujer es su sonrisa”. Y para esbozar una muy bien cuidada, es importante que los dientes y los labios luzcan sanos y naturales.

¡Muéstrame los dientes!

Según patrones de la odontología estética, unos dientes saludables son aquellos que, como punto básico, estén limpios y blancos, y no presenten malposiciones dentarias. Entonces, como explica el odontólogo Jorge Luis Rojas, de la clínica dental “Rohemdent”, lo más importante es limpiarlos tres veces al día (cepillo más hilo dental), y realizar una profilaxis al menos una vez al año.



Y en el caso de querer blanquearlos, lo que suele suceder a partir de los 30 años, edad en la que los dientes van cambiando de color, existen dos caminos:el blanqueamiento casero y el que se realiza con láser, de la mano de un odontólogo. En el primero, se usan férulas y un producto especial, y la duración del tratamiento es de diez días. En el segundo, el resultado se ve una hora después de iniciado el proceso. Es más rápido porque se realiza con un producto que tiene una concentración de ácido más alta. Por esta razón, comenta Jorge Luis, “aquellos que padecen de hipersensibilidad dental no pueden realizarse un blanqueamiento láser”. Y, como tendencia, asegura el experto, este año se huye del blanco nuclear (intenso) y se busca la naturalidad. La razón: un blanco exagerado no favorece el equilibrio estético.


Labios en nude. La tendencia apunta a colores suaves y naturales. Estos tonos, a diferencia de los oscuros, ayudan a disimular las grietas de los labios.

Lo nuevo: brackets transparentes

Otro punto importante es el tema de las malposiciones dentarias, y estas se solucionan utilizando brackets. Siguiendo con la línea de la naturalidad, ahora se han empezado a llevar transparentes. Están elaborados con cristal de zafiro (de alta resistencia y traslúcidos) y aunque aparecieron hace ya unos años –la reina Letizia fue una de las primeras en colocárselos–, su uso recién se está poniendo de moda. “El ser casi imperceptibles a la vista es su único gran plus frente a los tradicionales de metal –comenta la odontóloga particular Sonia Cabrera–, pues el tratamiento con estos dura lo mismo que con los otros y, además, los transparentes cuestan 30% más”. Como dato, para conservar la transparencia de estas piezas, es necesario limpiar los dientes minuciosamente después de cada comida.



Exfoliar e hidratar los labios

Y para conseguir una sonrisa bonita, además de los dientes se debe prestar atención a los labios, cuya capa externa de piel es muy delgada y se daña fácilmente. Antes que nada, es necesario exfoliarlos para eliminar las células muertas y conseguir que estén suaves y sin grietas, además, como cuenta la cosmiatra Karina Palacios, solo así, sin capas de por medio, será posible que los labios absorban los emolientes de los productos hidratantes que se usen sobre ellos. Esto se debe realizar una vez a la semana y mediante mascarillas caseras, productos cosméticos o herramientas eléctricas (ver recuadro). Además, las cremas humectantes o bálsamos labiales se deben aplican por la mañana y la noche todos los días. ¡Sonríe!


Comentarios
Artículos relacionados