Figura Post Parto

Regresar
Mayo, 04 del 2016

 

La mayor pérdida de peso se dará durante el tercer mes de lactancia.

Esos kilitos extra que subiste durante el embarazo, los cambios hormonales que atravesaste y la falta de firmeza de tu piel, sí tienen solución.


Desde que viste ese par de líneas en tu test de farmacia, supiste que todo cambiaría. Para muchas mujeres, el embarazo es una de las etapas más bellas, aunque hay quienes tienen ese miedo, que es innato en las mujeres, a perder la figura. Pero, ¡no te asustes! Recuperarla sí es posible con estos consejos.


Actividades como el Yoga o Pilates te ayudarán a llenarte de energía en la dulce espera.



PARA EL ANTES

Vanna Pedraglio nos cuenta que, a pesar de que cada embarazo es diferente, lo recomendable es realizar ejercicio, cuidando que no sea de impacto y que no corras riesgos de caer, ni lesionarte. Ello puede incluir una rutina con sentadillas sin peso, un poco de bicicleta estática y las famosas lunges o estocadas. El entrenamiento funcional –movimientos con tu propio cuerpo– también ayudará, pero eso sí, nada que involucre colocarte boca abajo. Así darás a tus músculos esa tonificación y firmeza que te ayudará a recuperarte después del parto.


La alimentación es la clave para estar regia después de dar a luz. 


Si eres de las que nunca pisó un gimnasio ni por casualidad, Vanna recomienda nadar o caminar para que te mantengas en forma durante la dulce espera. Estas actividades te ayudarán a controlar el peso. También facilitarán la circulación sanguínea, liberarán la tensión y mejorarán el movimiento en las articulaciones que, durante el tercer trimestre, se vuelven más flexibles. Ejercitarlas les brinda mayor fuerza. Moverte te llenará de energía durante el embarazo.


Lo recomendable es incluir mucha proteína a la dieta para reparar los tejidos musculares.


Para ti que eres una aventurera y te gusta probar nuevas experiencias, Norey Reyes del Río, especialista en Hatha Yoga (es la madre del yoga) comenta que cuando se pone en práctica, el dolor es percibido de una manera distinta y se controla mediante la respiración y la concentración en el cuerpo. Además, otorga fuerza, equilibrio y flexibilidad a través de movimientos y posiciones que ayudan a tonificar y dar resistencia a los músculos. Norey también señala que aquellas que sufren de dolor de espalda llevarán mejor la pancita, pues esta disciplina ayudará a que las vértebras no se compriman.



PARA EL POSTPARTO

Aunque te parezca increíble, muchas mujeres afirman que dar de lactar las ayuda a recuperar su peso ideal. Según el médico Iván Vargas, la producción de leche materna necesita de liberación hormonal y utiliza las reservas energéticas para elaborarla. Por ello, la pérdida de peso sería uno de los beneficios de prolongar la lactancia. Además, tu bebé absorberá grasas y calorías a través de la leche, que también lo ayudarán a recibir los anticuerpos de la madre.


“Vanna Pedraglio nos cuenta que, a pesar de que cada embarazo es diferente, lo recomendable es realizar ejercicio cuidando que este no sea de impacto, en el que no tengas riesgo de caer ni lesionarte”


No olvides que eres mamá, pero primero mujer. El tiempo que dediques a cuidar tu cuerpo es esencial para el futuro (incluso para tus siguientes embarazos). Los productos antiestrías son el must para zonas como el vientre, las caderas y el pecho. Esas molestas rayas de globo tienen solución y las cremas especializadas pueden ayudar a desaparecerlas o difuminarlas perfectamente.


Si nunca has hecho ejercicio, nadar es ideal durante el embarazo.


En promedio, necesitarás entre seis meses y un año para recuperar tu silueta. No olvides consultar con tu médico antes de realizar cualquier actividad física. Recuerda que los resultados dependerán mucho la figura que hayas tenido antes de convertirte en mamá.



Comentarios