Cejas que Hablan

Regresar
Abril, 21 del 2015

 

Existen técnicas diversas para depilar las cejas, por ejemplo, hilo hindúy, la más común, la pinza.  Lo mejor es que el diseño inicial lo realice el especialista en cejas. Después, una misma puede retirar los vellos. 

Esta vez, fijamos todas las miradas en el diseño de las cejas. Su papel en el realce del rostro femenino es primordial.



Descubre ELLOS&ELLAS en:    INSTAGRAM◄   ►FACEBOOK◄     ►TWITTER



Por: Romina Herrán


Cierto, las cejas bien perfiladas armonizan la cara y tienen una suerte de efecto lifting, agrandando los ojos y provocando el efecto de una mirada más profunda. Se vuelve esencial, por lo tanto, que toda mujer conozca qué forma favorece a cada tipo de rostro.


Ahora bien, “la depilación debe realizarse con pinza o hilo hindú. No debe emplearse cera en esta zona facial”, recomienda Anneliese Alcázar, directora de ‘Make Up a domicilio’(Página oficial de Facebook: Make-Up-a-Domicilio). Asimismo, “se sugiere que sea un profesional quien realice el diseño inicial, ya que podrá dar el consejo adecuado a la dama sobre qué forma le favorece más”, explica Kiara Plaza, maquilladora profesional de ‘DiblúSalón & Spa’(Página oficial de Facebook: diblusalon).




LAS PROTAGONISTAS


Así pues, existen las cejas que tienen forma plana –también conocidas como rectas–, las redondeadas o curvas,  las que forman una ‘S’y las de ángulo pronunciado o suave.


“Las cejas planas son prácticamente horizontales, porque el punto de inicio y final están casi al mismo nivel, siendo el arco poco levantado”, sostiene la maquilladora Kiara Plaza. Este tipo de ceja permite que la cara luzca más ovalada y corta. Entonces, “favorece tremendamente al rostro alargado porque disimula su longitud”, afirma Anneliese Alcázar, directora de ‘Make Up a domicilio’. Ojo, jamás debe realizarse un diseño de ángulo pronunciado cuando se tiene este tipo de cara, pues acentúa visualmente el largo.




Las cejas redondeadas, de otro lado, se curvan sin formar un arco marcado. De esta manera, “suavizan las facciones del rostro, minimizando la dureza de rasgos fuertes como una barbilla puntiaguda”, cuenta la experta Kiara. Por ejemplo, la cara en forma de triángulo invertido –frente ancha y barbilla que termina en punta–se beneficia con este tipo de cejas, equilibrándolo perfectamente. También se considera ideal para el rostro diamante –frente estrecha, mejillas anchas y mandíbula angosta–porque disimulan las líneas firmes del mismo.


Igualmente, están las cejas con ángulos, las cuales alargan y estilizan la cara. Por cierto, hay dos versiones de este diseño. Las pronunciadas son bastante puntiagudas en la parte del arco, mientras que las suaves tienen un efecto más moderado. “Si la cara tiene forma cuadrada –frente, pómulos y mandíbula del mismo ancho–se aconseja que las cejas sean lo más angulares posible, ya que extienden el rostro, moderando su estructura ósea”, señala Anneliese.


Además, este tipo de cejas benefician al rostro redondo de mejillas circulares. “Para afinarlo, se requiere de unas cejas angulosas. La idea es que el ángulo más elevado de la ceja, es decir el punto de altura del centro, refleje una ‘V’invertida”, indica Kiara de ‘DiblúSalón & Spa’. A estas caras redondas y cuadradas les favorecen, de igual manera, las cejas en forma de ‘S’.



Las cejas tienen que peinarse con un cepillo especial. Tras esto, ponerse las sombras, rellenando los espacios que se vean más vacíos y dándoles forma. Con los lápices para cejas, el delineado suele notarse demasiado fuerte. Entonces, debe formarse una línea de un extremo a otro y difuminarse con un pincel especial.



SECRETOS DE BELLEZA


Cualquiera haya sido el diseño elegido, deben tenerse en cuenta algunas claves generales para depilarse. Hay que hacer tres líneas imaginarias empleando algún lápiz o regla. La primera se establece como el punto de inicio y va –en línea recta–desde la aleta de la nariz hasta el extremo interno del ojo. Luego, se calcula la segunda, el arco, colocando la regla desde la aleta de la nariz, pasando por el medio del ojo, y cruzando la ceja. Entretanto, la tercera, es decir, el final de la ceja, se mide desde la aleta de la nariz hacia el extremo externo del ojo, formando una línea vertical. “El grosor depende de tamaño original de las cejas y de la forma que  quiera dársele”,  advierte Anneliese.


Hoy, sin embargo, están totalmente de moda las cejas pobladas y definidas. Con este objetivo se sugiere echarles sombras marrones mates, especiales para cejas. Claro, si se tiene el cabello rubio o castaño claro, se aconsejan los tonos claros y, si se tiene el pelo negro, los oscuros. Sin ninguna duda, las cejas son el marco principal del rostro.



Comentarios