CADERAS AL PODER

Regresar
Julio, 27 del 2017

 

Estudios científicos señalan que una mujer con caderas anchas es más inteligente porque los ácidos grasos Omega-3 que se acumulen allí intervienen en el desarrollo del cerebro.

La exuberancia en las mujeres está de moda. Así que chicas, siéntanse orgullosas de sus caderas y vístanse realzando sus curvas.


Atrás quedaron las tendencias que reivindicaban los cuerpos rectángulo, las caderas estrechas y la delgadez extrema. Durante todo el siglo pasado, salvo en la década de los años cincuenta, el cuerpo ideal de la mujer era por excelencia uno muy delgado y con pocas curvas.


Así, en los famosos años veinte, las mujeres con cuerpo más masculino (hombros anchos y caderas pequeñas) eran dignas de admiración. Ellas utilizaban vestidos estilo Charleston que definían un cuerpo recto. Luego, en la década de los sesenta, la modelo británica Twiggy impone la delgadez extrema, llegando a considerarse algo contraproducente. No pasó mucho tiempo para que en la década de los noventa se impusiera la moda ‘heroin chic’ con la modelo Kate Moss, que mostraba un cuerpo sin curvas, muy delgado y que a veces parecía rozar con la anorexia.


Salma Hayek: La actriz mexicana tiene el típico cuerpo latino y lo realza con un vestido con corte en la cintura y falda en A.


Pero esta tendencia, casi imposible de conseguir por la mayoría de mujeres, cambia radicalmente con la introducción de artistas de origen latino, árabe y afrodescendiente en la cultura pop, hacia principios de los años 2000. Con una etnicidad y genética que tiende a depositar la grasa en las caderas y nalgas, personajes como Jennifer López, Salma Hayek, Sofía Vergara, Nicki Minaj, Beyoncé y el clan Kardashian llegaron para imponer un tipo de cuerpo curvilíneo, donde el peso pasó a un segundo plano y las curvas de las caderas (más que el tamaño de los senos)se convirtieron en el atributo más sensual y femenino.


No todas las mujeres caderonas tienen la misma contextura. Jennifer López (izquierda) tiene una contextura delgada, mientras que la actriz Christina Hendricks (derecha) tiene contextura gruesa. 


SIN CADERAS

Sin embargo, aunque la tendencia de belleza hoy en día es lo natural, el cuerpo con un peso equilibrado y una figura de reloj de arena, existen muchísimas mujeres, incluso latinoamericanas, que no tienen esa grasa en las caderas.


De hecho, con el paso de los años, el cuerpo femenino va perdiendo masa muscular en la parte de las caderas y piernas y retiene líquidos en la parte superior del cuerpo (cuello, espalda, brazos y abdomen), lo cual deriva en una figura más parecida a un triángulo invertido.


¿Qué hacer y cómo conseguir unas caderas con curvas? Si bien todos los tipos de cuerpo son hermosos y no hay ninguno mejor que otro, si se quiere tener más volumen en esta zona, hay muchas maneras de conseguirlo; desde ejercicios, vestuario y hasta modificárselo con el bisturí.


ALIMENTOS QUE ENGORDAN LAS CADERAS: El salmón es una fuente de ácidos grasos de omega 3 y 6, que son las grasas que se depositan en las caderas y la carne magra contiene proteínas de alta como la creatina que sirven para ganar músculo.


Para las mujeres con un tipo de cuerpo rectángulo (mismo ancho de hombros, cintura y caderas) o triángulo invertido (hombros anchos y caderas estrechas) se recomiendan las prendas que realcen la parte inferior del cuerpo. Hablamos de las faldas evassé (corte en A) y los pantalones de tiro alto (a la cintura) y con bolsillos.


En lo que respecta a los ejercicios, según el entrenador de crossfit, Gustavo Cusicanqui Vidal, los mejores ejercicios para ganar masa muscular en esta zona son las sentadillas y  levantamiento de piernas y glúteos. “Es un trabajo arduo, pero en un mes ya se pueden ver resultados”, comenta.


EJERCICIOS: Los mejores son los levantamientos laterales de piernas, de cadera y patadas en cuclillas y sentadillas laterales con mancuernas.


Por último, si lo que se quiere es modificar de forma permanente y sin mucho esfuerzo esta parte de nuestro cuerpo, la lipoescultura es una opción que promete resultados notorios. Esta práctica es muy demandada en los últimos años, según el médico cirujano Mario Cabanni. “Cada vez más, las mujeres piden un aumento de glúteos e injerto en la zona de los trocantes (espacio de la cadera), señala Cabanni.


Al parecer estamos viviendo la reivindicación de los cuerpos con curvas, en donde las caderas más anchas han pasado a ser un atributo no solo de sexualidad sino de belleza y feminidad.


CADERAS DE ANTAÑO: Durante la década de los años 50 y 60 la figura ideal femenina era una con curvas, especialmente en la zona de las caderas como Marylin Monroe y Sofía Loren.





Comentarios