BAJO EL SOL

Regresar
Noviembre, 28 del 2018

 

Durante el verano, aumentan las actividades realizadas al aire libre y es importante tener un cuidado extra con nuestra piel.


El verano trae consigo alegría, diversión. Es sinónimo de playa, vacaciones, sol. Este último, fiel estimulante de la producción de vitamina D, importante para tener huesos y dientes sanos, debe ser recibido con los cuidados necesarios, para que sea aprovechado en su totalidad.


Tratamientos estivales

Cada año que pasa surgen más opciones no invasivas para curar o mejorar la calidad de la piel. Lo primero que hay que recordar es que el uso de bloqueador debe ser tan importante como lavarse los dientes o salir vestido de casa. Esto evitará que se dañe nuestra piel y podamos recibir todos los beneficios del sol. Los tratamientos se realizan dependiendo de la patología de la piel de cada persona. En verano, sin embargo, no se pueden usar procedimientos despigmentantes, pero sí otro tipo de tratamientos.


Dra. Adriana Gamarra Luna, Médico Dermatóloga del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas y Directora Médica de Lima Derma, Clínica Dermatológica.


Como nos explica la médico dermatóloga del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas, Adriana Gamarra Luna, la Mesoterapia con ácido hialurónico está muy de moda, hidrata la piel, produce colágeno y elastina. “Ayuda a una mayor síntesis de esos dos componentes y una mayor tonicidad en la piel. Estos tratamientos se pueden hacer en el verano porque no hay problema si hay una exposición solar posterior”.


El tratamiento consiste en introducir componentes activos a la piel. Estos pueden ser, ácido hialurónico, despigmentantes, vitamina C, antioxidantes, vitamina E. Todos se pueden colocar mediante micropunciones, ya sea de forma manual o mecánica con el uso de dermaroller o turboroller, que pueden generar una presión más estándar a la hora de introducir los componentes. Estos actúan desde la profundidad hacia la superficie.


Limpieza facial diaria, dependiendo del tipo de piel, puede realizarse con leches limpiadoras o con agua micelar.


Cuidado diario

En primer lugar es importante la limpieza, las aguas micelares son maravillosas. Como nos cuenta la Directora Médica de Lima Derma, “no solo limpian la piel, también le entregan componentes que ayudan o complementan una patología. Algunos pueden tener despigmentantes naturales que ayudan a desinflamar la piel. Otros pueden ayudar a controlar el sebo en una piel mixta o grasosa. Es la base para poder recibir de forma adecuada los siguientes componentes en la piel”.


Los pasos siguientes serían aplicar un antioxidante, ya sea vitamina C o E. En seguida se puede aplicar bloqueador solar, después del que se podrá usar el maquillaje.


Usar Bloqueador FPS 30 O 50+: aplicar 30 minutos antes de exposición solar y reaplicar cada 2 a 3 horas.


De noche, es importante repetir el agua miscelar para retirar todas las impurezas, ya que durante el día estamos expuestos a la contaminación del medio ambiente, a la radiación, al polvo y al polen. “Si queremos dar un cuidado más agresivo, podemos agregar un ácido retinoico para generar un efecto de anti envejecimiento. Además podemos colocar ácido hialurónico hidratante por excelencia de la piel, para rellenar arrugas finas o complementar la producción de renovación de colágeno y elastina”, comenta Gamarra.


Pieles con acné

Es importante conocer cuál es nuestro tipo de piel. “Dependiendo de eso vamos a saber elegir el vehículo a través del cual vamos a dar el componente que necesitamos. Tenemos cremas, aceites, geles y sueros. Cada uno está dirigido a los diferentes tipos de piel de las personas”, explica la doctora. A las personas que tienen piel grasa, se les recomienda usar hidratantes con componentes a base de gel o sueros, ya que se absorben rápidamente.


Mascarillas caseras

Muchos de los medicamentos que existen en el mundo están hechos a base de un componente natural. Ya sea una planta o un alimento. Estos tienen propiedades  antiinflamatorias, regenerativas o cicatrizantes. Pueden ayudar a una piel sana si se usan de forma adecuada. Pero, ante una piel dañada, es necesario a veces utilizar otros medicamentos.



Alimentos para una piel sana

Para tener una piel sana hay que tener una vida sana. Además de la importancia de beber mucha agua para mantenernos hidratados, existen alimentos altos en antioxidantes, como la pitahaya, kiwi, aguaymanto, camu camu. Como nos comenta la doctora Gamarra, “Si realmente consumimos grandes cantidades de estos alimentos podemos llegar a tener una función antioxidante natural en nuestra piel, necesaria para poder combatir los radicales libres (encargados del envejecimiento)  que se producen en el día a día”. Además, hacer ejercicio es necesario para que se genere homeostasis en nuestro cuerpo y por ende se dé una renovación celular adecuada.


Existen algunas patologías que exacerban en el verano, principalmente las relacionadas a infecciones micóticas, por el exceso de sudor, como pitiriasis versicolor y hongos a nivel del cuerpo o pies.


Patologías frecuentes

En esta época es muy normal que se incremente la afección de hongos y verrugas debido al aumento de temperaturas, y por consiguiente mayor humedad del cuerpo. La humedad genera un aumento de los hongos que son parte de nuestra flora natural. Las micosis generadas pueden ser en los pies, en los pliegues a nivel inguinal o en la frente, pecho y espalda. ¿Cómo podemos prevenir el contagio de micosis o verrugas vulgares? Usando calzado en zonas públicas como piscinas o malecones o duchas. El tratamiento dependerá de la gravedad del hongo, puede ser tópico o de laser.

Comentarios