Ricos y Ecológicos

Regresar
Setiembre, 04 del 2014

 

Los famosos también se preocupan por el mundo e impulsan iniciativas ecológicas. ¿Marketing o cruzada verde sincera? Juzgue usted.


Leonardo DiCaprio no solo invierte su tiempo en conquistar a bellas modelos y actrices. También siente que el mundo lo necesita. Por eso, como activista ecológico,  creó en 1998 una fundación dedicada  a proteger la biodiversidad, paliar los efectos del cambio climático y apoyar la conservación de bosques y océanos. Con frecuencia, su fundación realiza galas para recaudar fondos. La última se efectuó en julio y en ella DiCaprio, en alusión al calentamiento global, sentenció: “Desde la época de los dinosaurios, nunca tantas especies vegetales y animales están desapareciendo tan rápido”.


Estas galas también son una oportunidad para que los famosos sonrían a los flashes. A la última velada asistieron 500 VIP, entre los que destacaron Bono, Jared Leto y Marion Cotillard. Gracias a la venta de entradas y a las subastas (por ejemplo, se subastó un cuadro de Picasso por US$ 1 millón), se recaudaron unos US$ 25 millones.


Además, para ser coherente con sus palabras, DiCaprio traduce su militancia verde en un estilo de vida. El actor cuenta con un vehículo híbrido que funciona con varias fuentes de energía para ahorrar gasolina y su casa en California está equipada con paneles solares. Incluso circulan versiones según las cuales DiCaprio suele viajar en vuelos comerciales en lugar de trasladarse en privados. Asimismo, el astro es miembro del consejo directivo de Green USA y creador del celebrado documental ecológico The 11th Hour.


Como si eso no bastara, DiCaprio ha retado a los políticos en sus cruzadas. En su calidad de simpatizante del Partido Demócrata, no titubea cuando lanza misiles y críticas a los republicanos. En una convención realizada varios años atrás, luego de declarar que Estados Unidos es el mayor contaminante de la Tierra, DiCaprio se dirigió al presidente George W. Bush: “Señor Bush, pedimos su apoyo, queremos que sea un presidente que mire hacia el futuro”. Como se puede apreciar, al actor le sobran motivos para llevarse el título de militante ecológico más activo de Hollywood.


Te quiero verde
La lista de famosos verdes es larga. Ahora que se acerca el COP 20, la cumbre climática de la ONU que tendrá lugar en Lima del 1 al 12 de diciembre, ¿estas celebridades proclamarán nuevos discursos? No olvidemos que según la Organización Mundial de la Salud, desde el 2030 el cambio climático podría causar unas 250,000 muertes al año por propiciar contextos negativos, desnutrición y enfermedades. Veamos de qué famosos estamos hablando.


El director Robert Redford no duda en poner su pecho frente a las balas para defender sus ideales ambientalistas. Instalado en Utah desde los 60, hasta ha recibido amenazas de muerte cuando impidió la construcción de una central eléctrica. Hoy Redford es miembro de la organización Vote Solar, con la que consiguió que el gobierno de San Francisco invierta unos US$ 100 millones en energías renovables.
Habituado al glamour del jet set, Bono, el líder de U2, sació sus afanes ecológicos mediante la moda y la creación de Edun, una línea de ropa ecoamigable hecha con material reciclado que destina sus recursos a proyectos manufactureros de África. Además, el cantante tiene vínculos con la Wildlife Conservation Society. No obstante, Bono está metido en tantas iniciativas filantrópicas que ese “todoterrenismo” genera suspicacias. Recordemos que el músico combatió la segregación racial en Sudáfrica, se pronunció a favor de la independencia del Tíbet, protestó contra la guerra en Yugoslavia, denunció la construcción de centrales nucleares y fundó la organización One para luchar contra la pobreza. ¿Pose o compromiso genuino?


La despampanante Gisele Bündchen, al igual que su ex DiCaprio, es un emblema verde incansable y dueña de una residencia cerca de Los Ángeles que funciona con paneles solares y sistemas de reciclaje de agua y desechos. A comienzos de este año, la modelo sacó lustre a su activismo al sumarse a la junta directiva de Rainforest Alliance. Y en el 2009, el Programa de la ONU para el Medio Ambiente le concedió el título de embajadora de buena voluntad. Al ser brasileña, no es casualidad que ella se preocupe por la conservación de los bosques sudamericanos.


Asimismo, son conocidos el vegetarianismo de Natalie Portman y su amor por los animales. En el 2007, la actriz participó en el documental “Gorilas de Ruanda” y se internó en la selva por una semana. Además, creó una línea de zapatos que no usa piel animal y solventa a proyectos caritativos.


Sigamos con las bellezas ecológicas. Cate Blanchett acostumbra apoyar a la campaña Who on Earth Cares en Australia, Cameron Díaz es una cara habitual del Live Earth, Gwyneth Paltrow fomenta los planes de ahorro de energía de Act Green y Penélope Cruz promueve emprendimientos como el Greenest City Challenge. En todos los casos, el mensaje es el mismo: la importancia de generar impactos ambientales positivos. Un rostro bello y conocido siempre sirve para difundir causas nobles y necesarias.

Comentarios