Matrimonio sin Hijos

Regresar
Agosto, 15 del 2013

 

Cada día son más las parejas que deciden vivir con la libertad absoluta de no tener niños en casa.


¿Ser  una mujer realizada aún se asocia con ser mamá? ¿Tener hijos es un medio para alcanzar la felicidad? En su segunda edición de agosto, este tema fue portada de la revista ‘Time’, publicación que asegura que hoy en día, las mujeres que eligen no ser madres ya no son vistas de reojo por tomar esa decisión, tal como sucedía en épocas pasadas. “Estas mujeres están inventando un nuevo prototipo femenino, según el cual tenerlo todo no requiere, necesariamente, tener un bebé”, sostiene ‘Time’.


Pero no solo son las mujeres las  que deciden no tener hijos. Muchos hombres también se pliegan a esa elección y buscan una pareja que tenga su mismo ideal, de esta manera  podrán compartir sus vidas sin ninguna limitación y sin cargar la responsabilidad que implica la crianza de un hijo.


Este tipo de situación es cada vez más frecuente en Estados Unidos y Europa, pues las personas priorizan su carrera y su relación de pareja mientras retardan lo más posible la paternidad hasta, finalmente, desecharla.


SOLOS LOS DOS

Dinky es un término que surgió en los años 80’s y que proviene de la sigla inglesa para double-income; no kids (sueldo doble sin hijos). Y es así como se denomina a las personas que no quieren ser padres. Algunos atribuyen esta decisión a motivos como: su incapacidad económica, la sobrepoblación mundial o la dura realidad del mundo en la que deberá vivir ese niño. Los críticos aseguran que estas parejas son egoístas y hedonistas, que dejan de lado los valores de la familia para dedicarse solo al consumismo.


“Hay parejas que deciden no tener hijos y ponen toda su energía en el consumo, los viajes y el desarrollo personal y profesional. A veces comparten una actividad o una pasión, como el cine. Prefieren tener su libertad plena y no estar atados a nada ni a nadie”, explica Beatriz Goldberg , psicóloga y autora de los libros ‘¿Cómo vencer los miedos y ser feliz?’ y ‘Quiero estar bien en pareja’.


“Hacen cálculos de lo que cuesta criar un hijo y ese dinero lo vuelcan a ellos mismos. A veces tienen una mascota, pero no quieren apegarse a otra persona. Por lo general, forman una pareja simbiótica con la que hacen todo y de la que tienen temor a despegarse. Son parejas muy unidas”, indica la especialista. Asegura también que este fenómeno es cada vez más visible en las sociedades actuales, sobre todo en personas de más de treinta años.


Las razones que pueden llevar a las persona a renunciar para siempre a la paternidad o a la maternidad son muy variadas, desde la elección de un estilo de vida diferente al que las sociedades nos han tenido acostumbrados hasta,  en algunos casos,  el temor a que se repitan las malas experiencias que tuvieron en su infancia o a que los invada  el miedo de no poder ser buenos padres.


¿REALIZADAS SIN MATERNIDAD?

Por supuesto, somos principalmente las mujeres las que tenemos que cambiar ese chip que nos pusieron desde niñas, cuando nos regalaban muñecas para que jugáramos a ser “mamás”. Y es que por años nos hicieron creer que una mujer no puede realizarse como tal  si no tiene hijos y, de repente, hoy descubrimos que ser madre es también una opción.  


En el artículo que se convirtió en un tema de debate en todo el mundo, ‘Time’ cita una controversial afirmación de Satoshi Kanazawa, una investigadora británica que sostiene que las mujeres que deciden no tener hijos son generalmente más inteligentes que el resto, algo que otros especialistas no comparten.


Al respecto, la cantante escocesa de la banda de rock Garbage, Shirley Manson, declaró al diario británico The Guardian: “Simplemente no tuve ese llamado. Pienso que muchas mujeres creen que eres un fenómeno si te sientes así. De alguna manera hubiera querido sentir esa necesidad porque adoro a los niños, pero odio a la gente que tiene hijos porque quieren que alguien los cuide cuando estén viejos o les da miedo quedarse solos. No creo que eso esté bien porque si tienes hijos es para que aprendan a vivir sin ti”.


La actriz Cameron Díaz concuerda con Manson. A sus 41 años, ella dice que si hubiera querido niños ya los habría tenido. “A las mujeres les da miedo admitir que no quieren ser mamás por temor al rechazo”, alega. 


Por su parte, la estrella de la exitosa serie ‘Sex and the City’, Kim Cattrall (la popular Samantha Jones), dejó claro que nunca quiso tener niños: “Disfruto de ellos pero no por largos periodos. Son adorables, graciosos y dulces, y luego… me dan dolor de cabeza”. En la misma onda están otras famosas como Helen Mirren, Condoleezza Rice y Oprah Winfrey.


Definitivamente, en Estados Unidos y en Europa esta es una tendencia que va en aumento. El reporte Pew Research de 2010 mostró que el número de personas que no tienen hijos ha aumentado en todas las razas. Ahora, una de cada cinco mujeres culmina su edad reproductiva sin niños, mientras que en la década de los setentas esta cifra era de una en diez.


¿Pasa lo mismo en esta parte del continente? Para una mujer latina, ser madre significa “un orgullo” y “el éxito”. El no tener hijos puede llevarla a ser relegada o excluida. Sin embargo, eso también está comenzando a cambiar. Las mujeres en general están posponiendo la maternidad por un trabajo cada vez mejor pagado, una educación superior o un estilo de vida súper cómodo. Veremos qué pasa en el futuro. (Patricia Salinas)


Comentarios