¡Luces, Cámaras, Escándalo!

Regresar
Octubre, 27 del 2017

 

El productor estadounidense Harvey Weinstein (65) es uno de los directores y productores más exitosos del cine y la televisión a nivel mundial. Hoy ha sido expulsado de la prestigiosa Academia de Artes y Ciencias.

 

Acoso sexual en Hollywood. Hasta ahora era un secreto a voces. Hoy es una noticia confirmada: varios productores y cineastas han acosado, abusado y violado a decenas de actrices consagradas y famosas. La industria tiembla por la (des)vergüenza.


Reportaje: ÁLAMO PÉREZ LUNA


Hollywood está dando vuelta. El estadounidense Harvey Weinstein (65), uno de los directores y productores más exitosos del cine y la televisión a nivel mundial, a quien la propia reina Isabel lo distinguió con la OBE (Order of the British Empire) por su contribución al arte y la ciencia hace unos años, se ha quedado sin matrimonio, sin empresa y sin pertenecer a la prestigiosa Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, la misma que entrega los premios Óscar. ¿La razón? Ha sido acusado de depredador sexual, violador y acosador, entre otros delitos, por docenas de actrices, productoras y empleadas de sus compañías.


El ambiente hollywoodense está conmocionado. Las víctimas se atreven a hablar.


El productor caído en desgracia podría incluso terminar en la cárcel con una condena de 25 años de prisión. La lista de las actrices que acusan a Weinstein de haber intentado abusar sexualmente de ellas o de haberlas presionado laboralmente a cambio de recibir favores íntimos es numerosa: Ashley Judd, Gwyneth Paltrow, Angelina Jolie, Eva Green, Kate Beckinsale, Lena Headey (Game of Thrones), Cara Delevingne (Valerian and the City of a Thousand Planets), Lupita Nyong’o (Twelve Years a Slave), Sean Young (Bladerunner) o la modelo italiana Ambra Gutiérrez, habitué de las fiestas sexuales del ex primer Ministro italiano Silvio Berlusconi, son algunos de los nombres de las estrellas de cine, o aspirantes a actrices, que lo han acusado directamente de meterse a sus habitaciones de hotel o a sus camerinos para acosarlas. También acostumbraba pedirle a las actrices que vayan a su habitación para repasar un guión o hacer un casting personal y allí, a puerta cerrada, las violaba de diversas formas. 


Alguna vez la actriz y rockera Courtney Love, viuda de Kurt Cobain, dijo en una entrevista: “Si Harvey Weinstein te invita a una fiesta privada en el hotel Four Seasons, no vayas”.


Hace unos días, Weinstein ha pedido disculpas públicas a través de una declaración para el diario The New York Times: “Sé que la forma en la que me he comportado con mis colegas en el pasado ha causado mucho dolor y sinceramente pido disculpas por eso”.


Rose McGowan, Gwyneth Paltrow y Angelina Jolie.


Lo más sorprendente es que la patología de Weinstein lo llevó también a protagonizar espectáculos decadentes. Una noche se masturbó en un evento público delante de Lauren Silvan, ex periodista de la cadena Fox News. Sin embargo, ella decidió callar para no enfrentarse a un verdadero dinosaurio lleno de influencias en los medios de comunicación norteamericanos.

Su influencia en la política estadounidense también es importante. Él ha apoyado de manera directa y económica a varias campañas demócratas como las de Bill Clinton y Barack Obama.  


Lo que no es sorprendente es que el propio hermano de Harvey, Bob Weinstein, haya sido incriminado de los mismos cargos por la actriz Amanda Seger y otras trabajadoras de Weinstein Company.


Algo exactamente igual ha ocurrido con el productor Roy Price, jefe máximo de Amazon Studios. La productora Isa Hackett ha asegurado que fue acosada sexualmente por él hace dos años. Amazon Studios ha suspendido a Price de manera indefinida.


Por último, la periodista y exactriz Lisa Guerrero ha dicho que el actor experto en artes marciales, guionista y productor Steven Seagal (65) intentó chantajearla sexualmente a ella y a otras mujeres. En su caso, Lisa fue convocada por Seagal para leer el guión de una nueva película en su casa. Él la recibió en bata y le dijo que si no aceptaba tener sexo con él, no le daría el papel principal. Finalmente, la intérprete latina sólo tuvo un rol secundario.


El escándalo hace recordar a lo que vive la Iglesia Católica desde hace unos años: los acólitos acusan a los sacerdotes de abusos sexuales, de propuestas indecentes y de insinuaciones y actitudes perversas a puerta cerrada. El silencio ha recorrido los claustros durante mucho tiempo. Es lo mismo, pero con diversa sotana.


Woody Allen fue acusado por su esposa Mia Farrow de abusar sexualmente de la hija adoptiva de ambos, Dylan.


SUCEDIÓ AYER Y SÍ ME ACUERDO…
En 1977 el cineasta polaco Roman Polanski (Tess, Chinatown, El pianista, etc.) fue acusado de violar a Samantha Geimer, una chica que en 1977 tenía 13 años de edad. El entonces tenía 43. La violación ocurrió en la casa de Jack Nicholson en Mulholland Drive, Los Angeles. Fue sentenciado por la justicia norteamericana y desde entonces no pisa los Estados Unidos. Ni siquiera fue a recibir el Óscar a Mejor Director el 2002 por El pianista, protagonizada por Adrian Brody.


Las actrices Charlotte Lewis, Renate Langer y una tal Robin han dicho que Polanski les hizo lo mismo en diversos momentos. Todas aseguran que fueron violadas cuando eran menores de edad.


El director Woody Allen también ha sido acusado ante la justicia por Mia Farrow. La reconocida actriz ha dicho que él abusó sexualmente de la hija adoptiva de ambos, Dylan Farrow, cuando ella tenía 7 años de edad. Dylan reveló públicamente que cuando vivía con el cineasta él la llevaba a una habitación y le decía que se pusiera boca abajo para jugar y que mientras tanto él abusaba de ella. Espantoso.  


Alfredo Hitchcock fue incriminado por la actriz Tippi Hedren de haberla acosado en la filmación de la película ‘Los pájaros’

Alfredo Hitchcock también fue incriminado por la actriz Tippi Hedren (protagonista de Los pájaros y madre de Melanie Griffith) de haberla acosado en la filmación de esa mítica película.   


Por último, el actor cómico Bill Cosby ha sido acusado por una treintena de mujeres de haber sido sedadas y violadas por él desde los años sesenta. Los testimonios recogidos principalmente por New York Magazine son muy detallados y tienen una enorme similitud entre ellos. El proceso judicial está abierto aún.


Volviendo a la actualidad, la superstar de Hollywood Reese Whiterspoon también puso el dedo en la llaga: “Un director me asaltó sexualmente cuanto tenía 16 años”.


Mientras tanto, la actriz Alissa Milano (Who’s the boss) ha emprendido una campaña a través de las redes sociales utilizando el hashtag #MeToo para que las mujeres que se han sentido acosadas denuncien sus abusos y apoyen a las víctimas. En sólo unos días consiguió centenares de miles de adept@s. Obvio: el tema genera vergüenza en las personas perjudicadas y por lo tanto denunciar los abusos resultaba abrumador en el pasado. Hoy todo ha cambiado.


Resulta paradójico, en el caso de Harvey Weinstein, que la producción que lanzó a la fama a su primera compañía, Miramax, haya sido la película ‘Sexo, mentiras y videotapes’.

Comentarios