Festivales del Mundo

Regresar
Abril, 24 del 2014

 

Desde que se creó el festival de Woodstock, hace 45 años, han ido naciendo otros megaeventos con una temática similar. Aquí, un repaso por los festivales de música más alucinantes del planeta.


En una granja neoyorquina, a lo largo de tres días, medio millón de almas extasiadas dieron vida a uno de los eventos musicales más icónicos de la historia: el festival de Woodstock. Este multitudinario acontecimiento representó el sentir de toda una generación de estadounidenses –su cara más visible era el movimiento hippie–, que pregonaba la paz y el amor como su precepto de supervivencia más esencial, en una época en la que se desarrollaba la fatídica guerra de Vietnam. La jornada arrancó el 15 de agosto de 1969, con la presentación del cantante de folk  Richie Havens. Estuvieron sobre el escenario, además, los destacados músicos John Sebastian, Carlos Santana, Janis Joplin, Joe Cocker y Jimi Hendrix, entre otros. 


En Woodstock se vivieron, además, intensas noches de sexo y drogas, al ritmo del más poderoso rock and roll. En su primera edición, solo 6 mil policías se encargaron de dar seguridad a los asistentes. Dicha negligencia por parte de los organizadores provocó la muerte de tres personas y la cancelación definitiva del festival. Posteriormente solo se realizaron ediciones conmemorativas.  


Con el paso del tiempo, otros festivales de música, inspirados en Woodstock, empezaron a retumbar por todo el planeta. Uno de ellos es el festival de Coachella, que se realiza en la localidad de Indio, en pleno desierto de California, desde 1999. Este evento, que en la actualidad explora distintos géneros como el rock alternativo, hip hop y la electrónica, va durante los dos últimos fines de semana del mes de abril. En un inicio, las entradas costaban 69 dólares; ahora, bordean los 400 (en zona general). De este modo, un sinfín de celebridades de Hollywood como Leonardo Di Caprio, Lindsay Lohan, Paris Hilton, Katy Perry… (la lista es interminable), han encontrado en Coachella al lugar ideal para disfrutar de las mejores bandas y músicos del momento. Ello ha generado que las principales marcas del mundo, en distintos rubros, auspicien el evento y que haya exclusivos paquetes para todos aquellos que se animen a emprender el viaje musical. 


Cruzando el océano Atlántico, en el condado de Somerset, cerca de Londres, se realiza desde inicios de los años setenta el festival de Glastonbury. Es un megaevento que convoca a las agrupaciones musicales más rankeadas y en el que, además, se llevan a cabo diversas presentaciones de teatro, circo, danza y cabaret. En ese sentido, vale decir que Glastonbury tuvo como principal influencia a la estética hippie que andaba de moda por esos días. En la actualidad, asisten alrededor de 150 mil personas, por lo que se requiere de una amplia infraestructura en materia de seguridad, transporte, agua y suministro de energía eléctrica. Como ya es tradición, este festival nace cada año todos los meses de junio.  Sin embargo, en el 2012, los organizadores decidieron darse un descanso por los Juegos Olímpicos de Londres, lo que originó que las entradas para la edición del 2013, que tuvo a los Rolling Stones como su principal atracción, se vendan con dos años de antelación. 


Sin salir de Europa, en la provincia de Amberes, en Bélgica, el festival de música electrónica Tomorrowland se ha convertido en todo un paraíso para los amantes de los beats. Cerca de 400 mil personas, desde su primera edición en agosto del 2005, llegan a bailar por decenas de horas a un ambiente surrealista que está rodeado por un infinito bosque. Entre otras cosas, la decoración de sus escenarios se caracteriza por simular a un cuento de hadas. Y por su ubicación, alejada de toda metrópoli, la organización del evento dispone de un gran espacio verde, fuera de la zona de baile, para todos aquellos que deseen hospedarse lo más cerca posible.  En ‘DreamVille’ los asistentes pueden levantar sus propias carpas y tener una apacible estadía. Ha sido tal el éxito del festival, que el año pasado los organizadores anunciaron la creación del ‘TomorrowWorld’, un evento que nace con la misma temática de Tomorrowland y que recorrerá distintos países. 


En 1991, en Estados Unidos, el vocalista de Jane’s Addiction, Perry Farrell, organizó el festival Lollapalooza. Este es un evento que ofrece bandas de música indie, rock alternativo, punk y rap de distintas épocas. Desde el  2011, además de la versión estadounidense, se viene realizando una edición por año de Lollapalooza en la ciudad de Santiago de Chile. Dos años después, la ciudad brasileña de Sao Paulo se sumó a la iniciativa chilena. Y por primera vez, este 2014 se realizó la versión argentina de este festival en la ciudad de Buenos Aires. Acá muchos nos preguntamos, ¿y Lima para cuándo?

Comentarios