Quién manda Acá

Regresar
Abril, 12 del 2018

 

Romina Maggi Artoni, gerente de Vita Pelosa y entrenadora de perros.

Las mascotas son casi como nuestros hijos y así como nos dan cariño también nos sacan canas verdes.


Un perro es un fiel compañero pero muchas veces nos olvidamos de que también necesita nuestra dedicación. Un punto clave para mantenerlo feliz es no dejarlo mucho tiempo solo. “Ninguna raza está acostumbrada a la soledad. Los perros necesitan sociabilizar porque pueden volverse agresivos”, comenta Romina Maggi, reconocida entrenadora de perros.  

Si necesitas dejarlo solo puedes acostumbrarlo de a pocos y máximo  por cinco horas, de lo contrario encontrarás sorpresas al regresar. El tip que nos da Romina es dejar el televisor o radio prendidos y si es de noche, una luz encendida.

Muchas veces cuando los perros se quedan solos demasiado tiempo destrozan todo lo que encuentran o hacen sus necesidades en cualquier sitio. Según las recomendaciones de Romina, no debes atenderlos inmediatamente. Tu cariño y atención son un premio para el perro y solo se los tienes que dar cuando haga algo bueno.  El mejor castigo en estos casos es ignorarlo.

Si quieres corregir algún comportamiento, lo óptimo es pararte frente a ellos con una postura recta y decirles ‘no’ con un tono de voz enérgico. No debes meter su hocico donde se orinó, porque solo le ocasionarás un trauma. Tu mascota no tiene la culpa de que lo dejes encerrado en casa por largas horas. Si no tienes tiempo, es mejor que contrates a un paseador.



¿CELOS?   
Si tu mascota te sigue a donde vayas o no deja que nadie se te acerque, algo anda mal. El perro tiene que respetar tu espacio. “En ellos no existen los celos, sino el territorio”, indica Romina Maggi. Para la especialista, un perro necesita a una persona alfa y si tu perro se altera cuando alguien se te acerca es porque se cree el líder. Esa es una posición errada.

Ante esto debemos imponer autoridad. No son necesarios los gritos o golpes, esto solo provocará que te tenga miedo. Convivir en armonía será muy fácil si lo educas con amor. ¡Ojo! No olvides que tú tienes las riendas. 

Comentarios