Orgullo de Mamá

Regresar
Mayo, 10 del 2018

 

Este es un homenaje a las reinas de la casa. Ellas siempre están listas para apoyar a sus hijos y ayudarlos a cumplir sus metas. Aquí seis deportistas peruanos triunfadores nos presentan a sus valientes mamás.


Dicen que no hay amor más puro e incondicional que el de una madre, y es cierto. Están siempre listas para sostener la mano de sus retoños en cada una de sus caídas o tropiezos. Por supuesto también los defienden con uñas y dientes cuando alguien quiere hacerles daño. Conocimos a seis valientes mamás, que con el pecho en alto muestran los logros de sus hijos, representantes de nuestro país en sus respectivos deportes. Una galería de lujo donde las medallas y los trofeos sobran, para homenajear a estas madres en su día.


EDUARDO GARCÍA Y BÁRBARA BIEL (ESGRIMA)

A los seis años Eduardo García eligió practicar la esgrima porque le atraían las espadas. Jamás imaginó que se dedicaría a esta disciplina en la que lleva más de diez años. En el 2017, Eduardo quedó en segundo puesto en el ‘Campeonato Sudamericano de esgrima Sub 20’. Sus entrenamientos son diarios y el apoyo de su mamá ha sido fundamental para que no se rinda. Eduardo nos confiesa que pensó en dejar la esgrima cinco veces porque sentía que se perdía de la diversión con sus amigos. “Hay que motivarlos a diario. Los padres no solo los llevamos a entrenar también somos psicólogos, intermediaros y nutricionistas”, nos comenta Bárbara, mamá de Eduardo.  Ella se siente orgullosa porque gracias a esa disciplina que ha obtenido en estos años, su hijo es una persona perseverante sobre todo en  sus estudios de Ingeniería Mecánica. En un mes Eduardo participará en el ‘Campeonato Sudamericano de esgrima en Chochabamba – Bolivia’.



IAN ESCUZA Y SUZANA ZIMMERMANN (MUAY THAI)

Para brillar en un deporte de contacto como el Muay Thai se necesita mucha fuerza, técnica y seguridad.  Son tres cualidades que caracterizan a  Ian Escuza, deportista de 22 años, que en 2017 logró el primer lugar en el campeonato mundial de Muay Thai de la IFMA en los 67 kilos. Su madre, Suzana Zimmermann,  destaca la fortaleza y la innata disposición hacia los deportes de Ian: “En las peleas recibe golpes pero siempre llega a sobreponerse. Fue fuerte desde chiquitito. Ha estado en fútbol, natación, taekwondo y finalmente dejó todo por el Muay Thai”. La agilidad de sus puños, la velocidad de sus patadas y su disciplina han hecho que en el amplio repertorio de medallas del peleador destaquen también un Campeonato Nacional Profesional, dos sudamericanos (2016 y 2017)  y una medalla de bronce Panamericano 2017. Ian no descansa y con el apoyo de su madre viene preparándose para el campeonato mundial de Muay Thai 2018 de Cancún, México.


ANGELO CARO Y MARTA NARVAES (SKATEBOARDING)

“Y pensar que yo veía a mis ídolos solo en los juegos de Play Station. Hoy monto con ellos y hasta nos bromeamos”, nos cuenta Ángelo Caro entre risas, mientras ordena sus trofeos. Lo que desde los 10 años empezó como un hobby, imitando a su hermano mayor, es hoy su profesión. Logró el primer puesto en el Panamericano de Skate 2017 en Colombia. Su madre, Martha Narvaes, lo mira con orgullo al hacer sus piruetas. “Sé que es un deporte peligroso, pero para mí lo más importante siempre fue verlo feliz”, comenta. Anteriormente Angelo practicaba futbol y jugaba en la selección de menores del Club Sport Boys. Su amor por las rampas y piruetas lo hicieron dedicarse por completo al monopatín. Caídas, raspones y esguinces no lo han hecho desistir. A los 18 años ya ha ganado más de 10 torneos y en otros más ha estado entre los cinco primeros. Nos ha representado en Europa y Estados Unidos. Martha, la feliz mamá no se pierde ni una sola competencia. Esto motiva al skater a dar lo mejor de sí. 



ALEXANDRA GRANDE Y MERCEDES RISCO (KARATE)

Karateka al igual que Alexandra, Mercedes Risco, sabe que la perseverancia y la disciplina son dos virtudes que te pueden llevar lejos en el deporte. Su hija pudo ser una gran voleibolista pero el destino hizo que se decidiera por el karate. Y no se equivocó. En el arsenal de medallas obtenidas por  Alexandra  resalta el oro en los World Games Breslavia Polonia 2017. Por ello, una de las cosas que Mercedes agradece de este deporte es que le ha brindado la oportunidad de poder orientar a su hija: “Gracias al karate he podido enseñarle cómo uno debe comportarse y la manera de cómo llevar este deporte para que pueda seguir por ese camino lleno de triunfos”.


PILAR JÁUREGUI Y RAQUEL CANCINO (PARA BÁDMINTON)

Pilar Jáuregui ingresó al mundo paradeportivo por exigencia de su mamá Raquel que es médico. A los 11 años Pilar se deprimió cuando se enteró que tendría que usar una silla de ruedas por la luxación doble congénita que tiene en la cadera. “Me enteré de gente con discapacidades que hacía deporte y decidí sacarla de a pocos”, comenta Raquel. Al inicio Pilar se rehusaba a practicar algún deporte hasta que un paradeportista la invitó a jugar tenis y  quedó encantada con ese deporte. “El apoyo económico me limitó, en cambio con el bádminton si hay apoyo de la federación. Eso me hizo cambiar de deporte”,  nos confiesa Pilar. Ella lleva entrenando dos años esta disciplina y ya ha logrado medalla de oro en el ‘Abierto de Para bádminton’ en Brasil. Pilar cree que practicar este deporte la ha hecho ver que no tiene límites, que puede lograr grandes cosas si se esfuerza. 



LUCAS GARRIDO – LECCA Y GIANNINA GAMBETTA (LONGBOARD)

“Los tres hermanos se iban a sus clases de surf en filita, Lucas era el último, siempre con su zunguita y con su plátano en la mano”, recuerda Giannina Gambetta, madre de quien hoy es uno de nuestros campeones de longboard a nivel internacional. Que el menor de sus hijos viaje por el mundo representando al país la llena de orgullo y tranquilidad, pues desde siempre fue una asidua visitante del balneario de Punta Hermosa y creció entre olas. Pero si existe algo que la pone nerviosa son las competencias: no por la dificultad de las maniobras, sino por la ansiedad de saber si el engreído gana o pierde la competencia, estando a tantos kilómetros de distancia. Giannina ha visto como, desde muy pequeño, Lucas tenía la iniciativa de competir en un nuevo campeonato; y la familia siempre ha estado ahí para sostenerlo. “Entre sus hermanos se apoyan, cada uno en su rubro, y eso me hace una mamá feliz”, concluye.

Comentarios