Carlos Galdós a los 45

Regresar
Octubre, 05 del 2019

 

Cuatro años después de su promesa. Foto: Luis Julian. 

Ha cumplido 45 años y quiere compartir sus experiencias de lo que esto significa para él. Lo hará en un único show en el Teatro Peruano Japonés el próximo 10 de octubre.


¿Qué te motivó para hacer este unipersonal?

Este show no es necesariamente por mi cumple. Es lo que para mí significa llegar a los 40, en sí a los 45, más de la mitad de mi vida. No creo que viva más de 90 años. Ha sido un año de crisis y oportunidades. Primero porque dejé la televisión, que es como una droga, una droga potente. Paralelamente ocurrió el tema con Keiko. Más allá de eso, es un año de muchos cambios.


Te divorciaste…

Me vuelvo a divorciar lo cual no me hace muy feliz, tampoco me hace muy triste (risas). No me divorcio con patadas, puñetes, odios, infidelidades, que puede ser muy doloroso. Las personas tienen una razón de ser en tu vida y hay un ciclo. Yolanda, la mamá de Valentina, tuvo un ciclo hermoso en mi vida y Carla ha tenido otro también hermoso. Y creo que lo hemos comprendido así.


¿Cuánto tiempo estuviste con Carla?

En eso sí soy bien exacto. Yolanda y Carla, 5 años (risas). Soy un reloj suizo.


Entonces… si hay una futura chica…

No, no, no, imagínate. No lo sé, nunca sabes. Son vínculos, finalmente. Hay un tema de desapego. Lo interesante es que después de ese tramo doloroso, logramos ver que todos estamos cómodos.


¿Y crees que eso es parte de la madurez?

Eso es parte de la vida, no sé. Y la madurez tiene que ver con esta visión de que te replanteas todo. O sea, yo soy un comunicador que me he movido, me muevo y me seguiré moviendo en múltiples secciones. He hecho un montón de cosas, de todo tipo. Y ahora siento que estoy en otra versión. Yo viví 20 años con la cabeza en el futuro, y así he conseguido lo que tengo. Y está bien, pero me perdí de muchas cosas. He estado en una carrera constante. Lo que ahora tengo es mucha conciencia y trabajo en la coherencia… Entonces para mí, los 45 son poderosisimos. No es ese ego del artista de “vengan a celebrar mis 45” sino contar  cómo yo estoy viendo la vida. Además puedo jugar con el humor, con estos lugares comunes que nos pasan a todos a los 40.



Por primera vez en las oficinas de nuestra revista. Foto: Luis Julian



¿Cuánto va a durar tu show? 

Dos horas y media. Voy con la banda. Tocaré el saxo de nuevo y haré cosas que me gustan.


¿Harás otro show a los 50?

Yo no lo sé, me gustaría hacer shows siempre. Y seguro mi show se titularía ‘Viejo de mierda’ o ‘Viejo verde’ o ‘Soy choto y qué’.


En el 2015, declaraste para Ellos&Ellas que si Perú iba al mundial te bañabas en la pileta de la Plaza de Armas…

Menos mal que de ese dato solo te acuerdas tú. Jajaja.



 Galdós a los 45. Foto: Luis Julian. 



En nuestra sección Foto carnet del  año 2016, respondiste que la profesión en la que no te hallarías nunca sería político…

Jamás. Soy demasiado honesto. No digo la verdad, digo lo que pienso, que es peor. Es gravísimo. En política decir lo que piensas es grave. No hago alianzas con nadie. Las alianzas las hago con lo que pienso y conmigo.


¿Qué es lo más inesperado que te ha sucedido en un show?

Me ha ocurrido alguna vez haber visto algún político y haberlo enrostrado. Y me ha encantado que se haya ido (risas). Me pasó algo muy fuerte. Una chica me terminó por misio a los 23 años. Fue muy clara: ¡Por misio! Estaba haciendo un show en el Círculo militar y terminando, mi equipo me dice: “Hay una persona afuera, te está buscando, dice que te conoce y que te vas a alegrar un montón”. Entró esta chica y me dice: “Hola, ¿te acuerdas de mí?”. Mi reacción fue muy rara. Ella voltea y le dice a su amiga: “Pero si la pasamos bomba. Este huevón fue mi enamorado”. Y yo le respondí: “Sí pues, yo fui tu enamorado el pobre, cuéntale bien. Yo fui tu enamorado el misio, al que terminaste por misio”. Se quedó fría.


Hasta el momento, ¿cuál ha sido tu mejor escenario?

Me encantan todos los espacios donde pueda comunicar de todo. En la televisión me he divertido como un chancho. El show trataba de ‘vamos a burlarnos de la televisión’. En la radio igual, me entrego a su formato, y en la revista igual. (Thais Sotelo)


Comentarios