Belleza al natural

Regresar
Noviembre, 02 del 2018

 

La paleta de colores. A algunas personas les quedan los colores fríos y a otras los cálidos, pero los ‘nudes’ están hechos para todas.

¿Tienes un matri y te falta tiempo para correr a la peluquería? No sufras y maquíllate tú misma con este ‘make-up’ a prueba de errores.


Aunque para algunas chicas maquillarse resulta difícil (recontra), solo deben recordar el popular refrán “la práctica hace al maestro”. Y para eso, hemos traído una súper guía, a cargo de la ‘make-up artist’ Luisa Paredes, para que puedan lograrlo sin ningún problema. “Elegir la paleta de sombras es lo más complicado, pero la infalible es la que presenta tonos en ‘nude’ o tierra. El color del rubor y del labial también deben guardar relación”, comenta.


El truco. Coloca un color nacarado sobre el párpado móvil. Le dará más luz a tu mirada.


Los ojos primero


Es recomendable porque el pigmento podría caer sobre tu base perfecta y tendrías que limpiarlo, lo cual implica remover parte del maquillaje de tu rostro. Así que, ¡empecemos!

Antes que nada, rízate las pestañas, sin colocarte la máscara. No queremos problemas técnicos durante la marcha. Échate un ‘primer’ o corrector de ojos sobre el párpado. Con tu dedo anular, espárcelo de manera uniforme y séllalo rápidamente con un polvo traslúcido.

Toma una brocha difuminadora abierta y coloca, sobre la cuenca (o pliegue del párpado), un color de transición lo más parecido al color de tu piel. Luego coloca un tono más intenso sobre la misma línea, sin difuminar mucho hacia arriba. Con una sombra marrón, hazte una ‘V’ echada, en la esquina externa del párpado móvil. Y ponte un color más claro y luminoso en el mismo párpado móvil. Finaliza esta etapa con un color hueso sobre el párpado fijo.


Tonos ‘nudes’ o tierra. El primer tono debe ser muy parecido al párpado y podemos extenderlo hacia arriba. 

El siguiente debe ser más intenso y permanecer en la cuenca. La ‘V’ con el color marrón de tu preferencia. Siempre de menos a más. 


Lienzo perfecto


Debemos hidratar el rostro con una crema y luego colocar nuestro ‘primer’ favorito. Existen ‘primers’ con muchas texturas y acabados, pero sugerimos el que rellena los poros con efecto mate. Colócate un poco en los dedos y, con pequeños toques, presiona el producto sobre el rostro, especialmente en la nariz, a los costados de ella, y en la barbilla, donde nuestros poros están más abiertos.

Una vez terminado este paso, con la ayuda de una brocha, colocamos la base sobre todo el rostro. La esparcimos hacia el cuello, frente y orejas. No queremos que quede como una máscara. Luego aplicamos el corrector sobre las imperfecciones y las ojeras (¡en triángulo por favor!). Dale un acabado de terciopelo con la ayuda de una ‘beauty blender’. Añade polvo traslúcido sobre todo el rostro para sellar, rubor sobre las mejillas e iluminador al gusto.


 

Sin máscara. Aplícate la base hasta llegar a la parte superior de la frente, orejas y cuello. 


Mirada de impacto


Para hacerte las cejas, debes encontrar un lápiz, sombra o gel de la misma tonalidad de tu pelo natural. Con una brocha es más preciso. Empieza aplicando el producto desde la mitad hacia afuera y, con lo restante, pintamos el inicio. Esto le dará un efecto muy natural.

Con tu delineador favorito, traza una línea muy pegada a las pestañas superiores. ¡Recuerda no dejar ningún huequito! Si no eres experta, toma una brocha delgada y haz lo mismo, pero utilizando una sombra negra. Aplícate la máscara de pestañas en ‘zig-zag’ y con la  mirada hacia el frente, ¡nunca hacia arriba! Puedes dañar tus sombras.

Delinea por debajo de la línea de las pestañas con la sombra marrón que utilizaste para la ‘V’. Si tienes los ojos grandes, puedes pasar tu lápiz negro preferido sobre la línea de agua para darle un efecto más dramático al ‘look’.



Punto de luz

Delinéate los labios con un tono en ‘nude’ y agrega ese labial rojo que te encanta. Esto ayudará a que el maquillaje permanezca dentro de la misma gama de tonalidades, pero con un punto de color. Así que ya no hay excusa para no vernos regias a donde vayamos.

Comentarios