Fiorella Flórez: Suave como la Espuma

Regresar
Julio, 01 del 2015

 

Amor por las tablas. Fiorella se formócomo actriz, principalmente, en los talleres que llevan los maestros Roberto Ángeles y Alberto Isola. 

La actriz y modelo interpreta a la seductora novia de un capo del narcotráfico en la película nacional ‘Al filo de la ley’. Se estrena este 9 de julio.



Descubre ELLOS&ELLAS en:    INSTAGRAM◄   ►FACEBOOK◄     ►TWITTER




Entrevista: Jorge Chávez

Fotos: Víctor Ch. Vargas


Desde niña Fiorella quedó cautivada con el mundo de la actuación. Durante uno de los pocos viajes que hizo a Lima procedente de Trujillo –su ciudad natal–, su mamá la llevó a ver una obra al teatro Mocha Graña que la dejó llena de ilusión. Las luces, la escenografía, el vestuario y la energía que desplegaban los actores sobre el escenario hicieron que con apenas diez años tomara una decisión irrevocable: ser actriz.


“Me parece increíble que después haya tenido la oportunidad de actuar en el Mocha Graña. Es alucinante darte cuenta como la vida da vueltas”, comenta Fiorella, divertida, en un café de Chacarilla. En una de las mesas de al lado, dos chicos voltean a verla de rato en rato. “Yo soy una persona idealista, alguien que cree que todo se puede”, agrega, segura de sí misma.


Sin embargo, el camino que ha tenido que recorrer para hacer realidad sus sueños no ha sido sencillo. Antes de ser una figura reconocible, ella participó del certamen ‘Miss Perú’ representando a la región La Libertad. Quedó entre las tres finalistas. “Luego del concurso me dije: ‘¡de aquí nadie me mueve!’”, recuerda Fiorella, entre risas. No pasó mucho tiempo para que le empezaran a llover ofertas como modelo, aunque eso no era lo que realmente quería. 




Ellos&Ellas 530 - 01/07/15



–¿Cómo fueron tus primeros días en Lima?


–Mi vida era un poco deprimente y caótica en ese entonces. Había llegado a Lima con dieciocho años, sola, y no conocía a nadie. Luego del Miss Perú alquilé un cuarto en Surquillo y empecé a trabajar como modelo para costear mis gastos. Pero lo que yo quería era ser actriz. Eso lo tenía claro desde que llegué.



–¿Cómo tomaron en casa tu decisión de venir?


–Ufff…no sabes. Mi papá pegó el grito al cielo. Mi mamá lloraba todos los días, se quería morir. Fue un escándalo en mi casa. Ellos pensaban que en Lima me podían corromper. Pero no fue así. Felizmente me topé con gente buena que me ayudó a crecer profesionalmente.



–¿Cómo ha sido el proceso para llegar adonde hoy estás?


–Bastante complicado. Dedicarte al arte no es una cosa sencilla. Además de tener talento, creo que hay que estar bastante enfocado. A veces me sentía mal porque algunas cosas no me funcionaban, pero con el tiempo, gracias a mi esfuerzo, estoy consiguiendo los primeros frutos. Voy a seguir dando mi máximo potencial para que las cosas sigan sucediendo.



El año pasado tuve la oportunidad de verte en La Ronda, obra en la que hiciste un semi desnudo y algunas escenas sexuales simuladas. ¿Cómo fue participar de esa experiencia?


–Sabes, no me costó tanto. Yo soy una actriz que tiene como objetivo asumir de la mejor manera el personaje que me encomiendan. Además, confiaba mucho en Jaime Nieto, el director de la obra, y en el grupo de actores con los que trabajé aquella vez. Por otro lado, hacer un topless o besarme con una chica no es algo que me escandalice. Para mí las cosas fluyeron con naturalidad.



También leí que tentaste la posibilidad de trabajar en el extranjero


–Me fui a vivir a Colombia cuatro meses y medio. Gonzalo Revoredo me dio posada cuando llegué. Solo tenía 700 dólares en el bolsillo. Ilusamente pensé que conseguiría chamba al toque. Pero no fue así. Allá, conseguir trabajo como actriz no es sencillo, al menos para quienes somos extranjeros.


  


–¿Qué tan complicado fue sobrellevar esa situación?


–Como se me acababa la plata, tuve que aceptar algunos trabajos como modelo. Luego de intentar ingresar a algunas telenovelas, finalmente regresé a Lima. Cuando volví, gracias a Dios me empezaron a salir varios trabajos. Luego nació mi hija y todo cambió para mí.



Todo terreno


En 2010, Fiorella Flórez se convirtió en mamá de la pequeña Tamara. Con la llegada de su hija, empezó a recibir nuevas propuestas de trabajo a nivel actoral. “Mi hija es mi principal motivación. Por ella me esfuerzo al máximo para lograr mis objetivos”, nos cuenta. En televisión, actuó en las series ‘Mi amor, el wachimán’y ‘Los amores de Polo’; en teatro, en las obras ‘Un cuento de cuentos’y ‘Marat/Sade’; y en el cine, en la película de corte independiente ‘Extirpador de idolatrías’. En pocos días la veremos en el papel Jimena Ríos, una chica en busca de venganza, en la cinta nacional ‘Al filo de la ley’.






–¿Cómo combinas tu trabajo con tu rol de mamá?


–Me gusta estar con ella en momentos claves. Por ejemplo, a veces desayunamos por las mañanas y la llevo al nido, o sino la recojo y almorzamos juntas. Felizmente su papáme ayuda un montón. Aunque no estoy con él, nos complementamos muy bien a la hora de criar a nuestra hija.



–¿En estos momentos hay espacio para el amor en tu vida?


–Sí, hay espacio, pero no quisiera profundizar mucho en ese tema. Lo que me estápasando es muy reciente, pero estoy muy contenta.





–¿Eres una chica enamoradiza?


–Me encanta tener el lado emocional equilibrado y sentirme feliz en ese sentido. Me da brillo, chispa…me gusta estar con alguien. Me ilusiono con facilidad, pero no creo que me enamore rápido.



–¿Cómo te conquistan?


–Con sentido del humor. Para mí la inteligencia y el humor van de la mano. Es una dupla perfecta.





–¿Qué te parece que algunos personajes del espectáculo apelen a ventilar su vida privada con tal de ganar titulares?


–¡Horrible! Yo quiero que me reconozcan como actriz, lejos de los escándalos. No me interesa otra cosa.



Tú formaste parte de Las Vengadoras, una agrupación bastante mediática que tenía a Tilsa Lozano a la cabeza...


–Yo acepté ser parte del grupo porque tenía un montón de deudas que pagar, pero a veces me sentía incómoda justamente por todo el movimiento que se generaba. Era mucho para mí. Por momentos, sentía que no me hallaba y que me quitaba seriedad como actriz.






–¿Cómo proyectas tu carrera de aquí en adelante?


–Por lo pronto,  seguiré trabajando en teatro. También quisiera salir otra vez al extranjero, a Los Ángeles o Nueva York. La posibilidad está ahí, solo es cuestión de organizarme.


Fiorella ha descubierto que la felicidad se construye cuando uno va en busca de las cosas que de verdad le gustan. De un tiempo a esta parte, eso es lo que exactamente hace.



Mira el Detrás de Cámaras de la sesión fotográfica de Fiorella Flórez para Ellos&Ellas

Video: Diego Dávila Flores





CREDITOS 


Styling: Mencia Olivera

Asistente de styling: Carlos Porras

Maquillaje: Martin Peña

Sally Beauty en LARCOMAR

TOUCHE de LARCOMAR

DO IT de LARCOMAR

Zapatos LOLA by MELISSA DEL SOLAR

Comentarios