Carlos Alcántara: Cazador de sueños

Regresar
Abril, 01 del 2015

 

Este 9 de abril se estrena 'Asu Mare 2' a nivel nacional.

Este 9 de abril el actor estrena ‘Asu Mare 2’, comedia que recrea su camino para conquistar el amor. En la siguiente entrevista, el popular ‘Cachín’ nos habla de sus inseguridades y confiesa sus deseos de convertirse en director de cine.



Descubre ELLOS&ELLAS en:    INSTAGRAM◄   ►FACEBOOK◄     ►TWITTER



Entrevisa: Jorge Chávez

Fotos: Víctor Ch. Vargas


Más de 3 millones de espectadores (cerca del 10% de la población total del Perú) compraron un ticket para ver ‘Asu Mare’ en el 2013. A una semana del estreno de la segunda parte de la exitosa cinta nacional, Carlos Alcántara, protagonista de la historia inspirada en sus memorias, vive sus días con la misma intensidad de la primera vez que asumió un rol protagónico en la pantalla grande.


Entrevistas con los medios, sesiones de fotos y extenuantes campañas publicitarias ocupan la mayor parte de su tiempo. “Es agotador pero necesario”, comenta Carlos con un tono pausado. La noche anterior a esta entrevista había estado en el programa ‘La Batería’ de Aldo Miyashiro hasta cerca de la una de la mañana. Cuando llegó a su casa de La Encantada, en Chorrillos, cuenta que le fue difícil conciliar el sueño y que estuvo dando vueltas en la cama.


“Felizmente no desperté a Jossie. Ella es la única que soporta todas mis manías”, cuenta el actor sobre su esposa, con quien se casó en el 2010 luego de diecisiete años de convivencia.


En ‘Asu Mare 2’, precisamente, se da a conocer el inicio del romance entre Carlos y Jossie en clave de ficción. En resumen, ‘Cachín’ (Carlos Alcántara) deberá competir con ‘Ricky’ (Christian Meier) por conseguir el amor de ‘Emilia’. Será “un encuentro de dos mundos”, tal y como se anuncia en el tráiler de la película.



Ellos&Ellas 517 - 01/04/15



– ¿Cuál es el papel que Jossie juega en tu vida?


–Es mi cable a tierra, mi tranquilidad, mi paz. Me abre los ojos a cada rato. Siempre me dice las cosas como son. Creo que si estuviera solo, andaría un poco desubicado. Soy un tipo bastante disperso, lo confieso. Y ella es la que me despierta, me hace reaccionar.



– ¿En ‘Asu Mare 2’ se ve reflejada la visión que tienes sobre el amor?


–De una manera muy sutil. Tampoco se trata de hacer una apología al amor. La película es una comedia. Y yo lo que quiero es que la gente se divierta y se entretenga. Ya cada uno sacará sus propias conclusiones.



–Por ahí leí que con esta película intentas unir las clases sociales en nuestro país. ¿Cómo así?


–Creo que lo que ha salido textualmente no se ha interpretado de la manera en que yo quise decirlo. Yo me refería a acercar las clases sociales a través del mensaje que intento comunicar. Unirlas es un poco difícil.



Mil caras. A lo largo de su carrera, Cachín ha participado en telenovelas como ‘Pobre Diabla’, en la serie ‘La Gran Sangre’ y últimamente interpretó al héroe nacional Miguel Grau.


– ¿Cuál es ese mensaje?


–Toda la película está llena de mensajes sobre lo que pienso de distintos temas. No concibo hacer humor solo por hacer reír. Me interesa, por ejemplo, que los chicos que están siguiendo el camino equivocado de mentir, aparentar y querer vivir una realidad distinta a la suya se acepten como son. Se sufre mucho viviendo así. Yo ahora me río de mí mismo, pero recuerdo que sufría un montón.



–También has mencionado que no te interesa batir récords de taquilla como en la primera vez ¿Es una manera de quitarte un poco de presión de encima?


–No hemos hecho esta película pensando en la taquilla ni en superar ningún record ni nada. Creo que ese es el error que ahora se está cometiendo: ponerse una meta determinada de cantidad de público. Imaginarse que uno va a llevar un millón de espectadores a las salas pero después no resulta, es cuando empiezan las frustraciones. Con la primera parte de esta película nos quedamos satisfechos con los resultados, pero creemos que esta es mucho mejor en todos los sentidos.



–Algunos especialistas criticaron la primera parte “por tener un argumento ligero”. ¿Cómo tomas esos comentarios?


–Al comienzo me sugestionaba. Pero ahora trato de tomar todos los comentarios que se hagan de la mejor manera. Hay críticas increíblemente buenas, pero hay otras no tan buenas y que incluso vienen de gente que conozco. Leo lo que se dice, pero no entro en trompo como antes.



–Veo que te afectaron bastante esas primeras críticas.


–Sí pues, todavía soy una persona bastante insegura y desconfiada. Yo tengo muchos reparos sobre lo que voy a hacer y cómo lo voy a hacer. Por eso ahora hay mucha gente alrededor mío. Gente que ve mi carrera, la prensa y lo que voy a hacer.



En medio de la sesión de fotos, Carlos hace bromas, ríe con el equipo de producción e improvisa con el cajón peruano que le han facilitado. No parece que haya trasnochado. Tiene buena onda y se muestra sin ningún tipo de pose ante nosotros. El pedestal en el que la fama y la opinión pública lo han colocado no es parte de este momento.



–Con ‘Asu Mare’ tu popularidad rebasó la que ya que gozabas por Patacláun. ¿No llega un momento en que te abruma ver a tanta gente alrededor tuyo?


–Es un poco difícil, sobre todo si tienes familia. Ellos son los que más sufren por que uno anda mucho tiempo fuera de casa. A mí me gusta parar, tomarme fotos, firmar autógrafos y darle el gusto a la gente. Pero llega un momento en el que necesito disfrutar de mi privacidad, todo en el buen sentido. Soy feliz cuando viajo y me desconecto un poco.


Detrás de escena


En sus épocas de palomilla, Cachín se escabullía entre la multitud que asistía al cine de Mirones para ver las películas que ahí se proyectaban. Al igual que el pequeño ‘Totó’ del clásico ‘Cinema Paradiso’, él recogía las tiras de fotogramas sobrantes para luego proyectarlas de una manera artesanal, con una lupa y un foco de luz, sobre las paredes de las casas de su barrio. “Era un mate de risa. Nosotros recogíamos los fotogramas de películas para adultos para ver mujeres desnudas”, recuerda Cachín con cierto aire de nostalgia. Sin saberlo, ese era el inicio de la relación idílica que mantiene con el cine hasta el día de hoy.



–Leía una entrevista en la que decías que querías ser artista por la fama, el dinero y las chicas. ¿Ahora por dónde van tus motivaciones?


–Las tres ya las tengo (risas). Es una broma, pero se cumple un poco. Más adelante quisiera expresarme a través del cine desde mi propia visión. Ahora estoy aprendiendo y compartiendo. No he estudiado cine, pero con toda la experiencia que estoy adquiriendo me gustaría crear un proyecto cinematográfico.



–¿Te ves dirigiendo tu propia película?


–Sí. Ahora quiero empezar a expresarme desde la postura de director. En principio, me gustaría trabajar un corto y a partir de ahí desarrollar una carrera como cineasta. Ya tengo todo el material técnico. Me he comprado los equipos que se necesitan. Solo me falta tiempo para sentarme a escribir un guión.



– ¿La televisión está en tus planes?


–Me interesaría hacer ficción, pero nada más. Con el respeto de las personas que ahí trabajan, considero que la televisión peruana está demasiado intoxicada. Y lo digo abiertamente. No creo que tenga nada de malo. Todos la vemos todos los días. Hay muy pocos programas positivos. Lamentablemente, nuestra televisión depende del  rating y por ese numerito mucha gente es capaz de hacer de todo.



–Este nuevo momento profesional coincide justo ahora que tienes cincuenta años. ¿Cómo describirías esta etapa que vives?


–Yo siento que estoy iniciando la segunda parte de mi carrera. De alguna manera estoy empezando de nuevo. De igual modo, creo que he madurado como persona en todo sentido. Me siento un hombre más tranquilo, sin tanta estupidez en la cabeza y sin tantas distracciones sobre lo que tengo que hacer. Sé hacia donde voy.



No sabemos si Carlos se convertirá finalmente en el próximo Giuseppe Tornatore. Lo que sí nos queda claro es que seguirá luchando por alcanzar sus sueños. Esos que lo llevaron a ser el actor más taquillero de la historia del cine peruano. 



Detrás de Cámaras de Carlos 'Cachín' Alcántara para Ellos&Ellas

Video y edición: Diego Dávila Flores



Comentarios