Mi Relación Terminó

Regresar
Marzo, 08 del 2018

 

No todo está perdido. Te damos algunos pasos a seguir para superar el final de una relación.




Se acabó. Las rupturas amorosas son dolorosas, independientemente del tiempo que haya durado la relación. La dificultad para girar la página suele ser proporcional a la intensidad con la que se ha vivido el romance.

Los síntomas pueden variar de una persona a otra, pero en la mayoría de los casos las sensaciones recurrentes son insomnio, pensamientos de depresión, rabia, cambios de humor, falta de apetito. En fin, tomar conciencia del final de un amor es como vivir un duelo, por ello es menester seguir algunos pasos para lograr salir airosa de esa separación. O al menos, salir entera y lograr ver la luz al final del túnel. Sabemos que es difícil, pero hay que poner voluntad y manos a la obra.

Aceptar la realidad

Llora. Llora una hora o dos. En algún momento ya no tendrás más lágrimas que derramar o te quedarás dormida. Desahogarse es el primer paso para curarte pues solo admitiendo las propias debilidades y el propio dolor se puede empezar desde cero con otra actitud. Cuando tengas la oportunidad de estar más calmada, reflexiona sobre la relación, los motivos por los cuales se terminó y las cosas que no se podían seguir tolerando. Busca ser objetiva. En esta fase es útil conversar con personas con experiencia y que pueden darnos una visión externa del asunto.

Interrumpe el contacto

Bórralo de Facebook, Instagram, Whatsapp. En fin, todo lo que pueda mantenerlo en contacto contigo. Es claro que si tienen hijos o algún negocio juntos, deberá existir algún tipo de comunicación. En ese caso busca que esta sea puntual y lo más formal posible. Eviten ser amigos. Tal vez con el tiempo se pueda generar una amistad, pero en este momento definitivamente NO.

Sal con amigos

Suele pasar que lo único que uno quiere hacer es quedarse en casa viendo fotos o películas románticas. Eso está bien para el primer día, después de eso es importante que salgas de casa. Date una rica ducha tibia, vístete con alegría, maquíllate lindo y sal con amigos. Evita, obviamente, ir a lugares donde ibas con tu ex o donde lo puedas encontrar por ‘casualidad’.

Viaja

Cambiar de escenario es útil para abrir la mente. Alejarse de los lugares que compartías con esa persona facilita la superación. Poner tu atención hacia otro lado será reconfortante.

Cuídate

Es el momento de engreírte más que nunca. Anda a la peluquería, al spa, cómprate ropa. Prémiate por haber sido tan fuerte y estar en proceso de superar lo que hace unos días te parecía tan difícil.

Muévete

Es momento de pararse de la cama y hacer las cosas que por falta de tiempo o descuido no concretaste. Inscríbete en clases de baile o en el gimnasio. Aprende a tocar el instrumento que siempre te gustó o averigua sobre esas excursiones que te parecen fascinantes. ¿El objetivo?: liberar endorfinas y generar en ti la paz que mereces. Tarde o temprano llegará otra relación a tu vida y es importante que te agarre en tu mejor momento. 

Comentarios