Los números del Corazón

Regresar
febrero, 09 del 2017

 

Celebramos San Valentín en honor al sacerdote Valentín que murió ejecutado un 14 de febrero.

El amor es complejo, pero gracias a la ciencia existen cifras que nos ayudan a entender las artes amatorias.


Se acerca el Día de San Valentín y basta con tener un mínimo de romanticismo corriendo por las venas para querer celebrar esta fecha el próximo 14 de febrero. Pero si de amor se trata, los números no mienten. Cientos de investigaciones han descubierto estadísticas que dan sentido a las relaciones de pareja.


Primero entendamos por qué celebramos San Valentín. Este último, antes de ser canonizado, fue un sacerdote que vivió en el siglo III en Roma, bajo el mandato de Claudio II. El emperador, buscando tener a sus soldados lo más concentrados posible, prohibió los matrimonios. Sin embargo, Valentín no acató la orden, por lo que fue ejecutado el 14 de febrero del año 270 D.C.


Esta es sin duda es una historia que nos hace pensar en la fuerza del enamoramiento. Pero, ¿sabían que en tan solo ocho segundos podemos saber si sentimos atracción por una persona o no? Como nos explica la psicóloga Zahedi Lugo, “esta sensación es una respuesta a una reacción química que se produce en nuestro organismo: el cuerpo segrega una hormona llamada oxitocina que brinda esa sensación de felicidad”.


Una invitación de parte de una mujer hacia un hombre podría generar un mal entendido.


Socialmente es más aceptable que los hombres tengan mayor experiencia sexual que las mujeres.


Luego del flechazo viene la invitación a salir. Normalmente son los varones quienes toman la iniciativa, pero si eres una mujer que toma al toro por las astas, ten en cuenta que el 68% de los hombres que reciben una invitación femenina para tomar un café, creen que terminarán teniendo relaciones íntimas.


Los hombres piensan mucho en sexo. Exactamente, unas 19 veces al día, según un estudio realizado por la Universidad Estatal de Ohio. Las mujeres, por su parte, lo hacen un poco menos: 10 veces diarias. Pero es muy probable que ninguno sea sincero sobre estas cifras, así como hay otras cosas en la que mentimos. Por estadística, los hombres tienden a exagerar, sea con los centímetros de su pene o con las amantes que han tenido en su haber. De igual manera, las damas se restarán un par de kilos y reducirán a la mitad el número de sus encuentros sexuales.


Pero, ¿cuál es el promedio de amantes? Ocho para las mujeres y 31 para los hombres. Así como lo lee. Esto, según explica la terapeuta Lugo, “debido a que existe una regulación ético-moral con relación a lo sexual: demasiado permisiva para los hombres y estigmatizadora para las mujeres”.


Las mujeres suelen disminuir algunos kilos cuando les preguntan por su peso.



Dicen que para el amor no hay edad, pero los científicos han encontrado la cifra adecuada para casarse. Nicholas H. Wolfinger, sociólogo de la Universidad de Utah, menciona que si se contrae matrimonio entre los 28 y los 32 años, disminuirán las probabilidades de divorcio. Pero no más de eso, pues a partir de los 30 tardíos se incrementa la probabilidad de divorcio en un 5% cada año. “Las personas que esperan hasta después de los 30 para casarse pueden ser del tipo de personas que no están predispuestas para hacerlo. Algunos pueden tener problemas en sus relaciones interpersonales y consecuentemente retrasan el matrimonio”, explica Wolfinger.


Son cifras que suman o restan, de acuerdo al punto de vista de cada uno. Y para concluir, los dejamos con la frase que se encuentra en el número uno del umbral de odio de los hombres, la conocida: “tenemos que hablar”. Cuando para el amor lo más importante es la comunicación. 

Comentarios