24 HORAS JUNTOS

Regresar
febrero, 08 del 2018

 

No solo los une el amor. Estas cuatro parejas comparten las mismas pasiones y profesiones y por supuesto son inseparables.


Normalmente uno espera con ansias llegar a casa para encontrarse con su amor pero, ¿qué sucede cuando la pareja tiene la misma pasión o vocación y está junta todo el día? A veces compartir muchos aspectos de la vida puede jugar en contra. Por suerte, estas cuatro parejas supieron manejar muy bien el tema y nos dan sus tips para seguir más unidos que nunca, separando el amor del trabajo sin morir en el intento. Desde su experiencia en el deporte, la arquitectura, el arte y el entretenimiento, estos tórtolos nos cuentan sus historias de amor.



Álvaro Hidalgo y Natalia Zevallos 

Estuvieron conversando vía redes sociales sin verse por varios meses, hasta que Natalia Zevallos, heredando la determinación de su madre, se apareció en una discoteca donde sabía, estaría presente Álvaro Hidalgo. Y así, desde ese verano del 2015, esta pareja comparte el amor por el vóley, entre otras cosas. Ambos jugaban para el Club Regatas, donde Álvaro sigue integrando el equipo de vóley masculino. Naty, en cambio, dejó el vóley para dedicarse por completo a sus estudios de comunicación y marketing en la universidad. Además, la engreída de Natalia Málaga está decidida a convertirse en influencer. “Ahora Naty es mi fan número uno, va a verme jugar a todos mis partidos” nos comenta Álvaro, quien es además asistente técnico de la selección de vóley de menores. Eso implica tener a su suegra como jefa. Pero no parece ser problema para esta pareja, pues Álvaro afirma llevarse muy bien con ella.


Yidda Eslava y Julian Zucchi

Iniciaron su relación en ‘Combate’ en el 2012. El argentino había venido a Perú solo por tres meses pero, se enamoró. A lo largo de estos 5 años de romance han trabajado juntos en incontables oportunidades. “Lo conozco en otra faceta. Tienes que confiar en la persona con quien trabajas y ese es Julián.” comenta Yidda.  Actualmente cuentan con un canal en YouTube sobre viajes en familia. Además, hacen videos divertidos para las redes sociales. Nos cuentan que todo comenzó como un juego y ahora llegan a 5 millones de vistas en una semana. Esto los ha llevado a poder presentar el stand up comedy  llamado ‘Sí mi amor’. Creen que su química es buena; sin embargo, la clave del éxito está en separar el trabajo del hogar. “Hemos tenido más peleas por chamba que por la vida misma. Igual yo elijo trabajar con Yidda por quien es ella”, declaró Julian.


Kike Gómez de la Torre y Maica Guerrero

“Un día me abordó y me dijo que había soñado conmigo. Yo la miré y pensé, qué linda, que suerte que tengo”, nos cuenta Kike Gómez de la Torre recordando el día que conoció a su esposa y socia Maica Guerrero.  Juntos desde la época de universidad, esta pareja de arquitectos dice haber encontrado los tips para sobrellevar las dificultades de tener un gran negocio con la pareja. Se iniciaron en los años 80 con una pequeña oficina compartida. Hoy, gracias al esfuerzo y dedicación, han traído medallas de oro y bronce a nuestro país en la Bienal en Miami en 2009 y en la Bienal Iberoamericana CIDI en México en 2017, entre otros reconocimientos internacionales  ¿El secreto? Una Simbiosis para trabajar. Pues como nos comentan, “los proyectos donde ha existido más complemento de ambos han sido los más exitosos.” Así, cada uno lidera un proyecto y tiene claro el rol que desempeña, además de respetar el trabajo del otro.


Ismael La Rosa y Virna Flores 

20 años juntos y dos hijos. Se enamoraron cuando grababan la telenovela ‘La rica Vicky’ y siempre que les toca actuar juntos se relajan mucho. Sin embargo cuando  se convirtieron en productores y directores de la puesta en escena de ‘Kontenedores’ en el 2014, el estrés llegó. La clave para trabajar juntos es la confianza absoluta y que cada uno tiene un rol. Virna se ocupa de la parte administrativa y financiera; mientras que Ismael de la creativa. “Sabemos que ninguno de los dos se va a traicionar y que dará el 200 por ciento de su capacidad” comenta Virna. Les cuesta mucho dejar el trabajo fuera de casa ya que a su vez es su oficina, pero saben separarlo de su familia y siempre que tienen un poco de tiempo lo dedican íntegramente a sus hijos. “Respetar esos espacios es difícil, pero evitamos hablar de trabajo delante de ellos y les damos mucha atención” nos dijo Ismael. 

Comentarios