Hablar Idiomas

Regresar
Setiembre, 13 del 2016

 

 

A veces, por el ajetreo del día a día no consideramos la opción de aprender un nuevo idioma. Conozcamos juntos 7 beneficios de incorporar una nueva lengua en nuestra vida.


Mejora el coeficiente intelectual

¡Confirmado! Aprender otro idioma mejora las habilidades cognitivas del cerebro. Un estudio realizado por la Universidad de Edimburgo comprobó que el IQ de las personas políglotas que participaron de la investigación aumentó considerablemente con el paso de los años. 


Crece el cerebro

Una investigación realizada en la Universidad de Lund, Suecia, descubrió que el aprendizaje de un nuevo idioma en un corto tiempo (13 meses) incrementa el tamaño de diversas áreas del cerebro. El resultado fue asombroso: aquellos que pasaron a dominar  una nueva lengua desarrollaron distintas áreas, como el hipotálamo (base del cerebro que controla el funcionamiento del sistema nervioso). 


Mejora la atención

Permanecer atentos por un largo tiempo en una misma actividad se vuelve cada vez más complicado. Esto se debe en gran parte a la lluvia de información que tenemos debido a la tecnología. Aprender una nueva lengua, según un artículo publicado en la Universidad de York, ayuda a tener un mejor control sobre las distracciones que nos rodean, lo cual favorece a la concentración.


Mejora la memoria

Aprender otro idioma nos obliga a memorizar muchas nuevas palabras (con saber 100, ya puedes comunicarte con tranquilidad). En una investigación publicada en Journal of Experimental Child Psychology, se comprobó que los niños que crecen en un ambiente bilingüe tienen una memoria de trabajo más potente respecto a aquellos que crecieron con un solo idioma.




Evita la demencia

Un estudio publicado por la Universidad  de York sobre el envejecimiento mental demostró que las personas que manejaban mínimo dos idiomas tenían menos riesgo de padecer alguna enfermedad mental. A este descubrimiento se suma un retraso de padecer Alzheimer, de hasta cinco años, en las personas predispuestas a desarrollar la enfermedad.


Actividades paralelas

Normalmente nos cuesta un poco retomar la concentración si pasamos de una actividad a otra. Sin embargo, un estudio publicado en ‘The Journal of  Neoroscience’ afirma que las personas bilingües pueden pasar de una tarea a otra más rápidamente. Del mismo modo mejoran su capacidad de adaptarse a las circunstancias imprevistas con mayor facilidad.


Nuevas perspectivas

Imagínense cambiar la visión que tienen del mundo de acuerdo a la lengua que hablan. Esto es algo real. Un estudio titulado Two Languages, Two Minds, demuestra cómo las personas ven un mismo acontecimiento de distinta manera, dependiendo de qué idioma están hablando. 

Comentarios