Fiestas y Fiascos

Regresar
Julio, 02 del 2016

 

 

Hay algunos errores que se cometen a la hora de vestirse para una fiesta por eso te damos algunos consejos para que evites pasar un mal rato.


1. Una voz, como si fuera un genio maligno, te advierte de no usar eso que estas pensando para la fiesta que esperabas con ansias. En medio del apuro, decides finalmente no hacer caso a la advertencia y terminas por echarla a volar. Lo primero que haces al salir de tu casa es pensar: “ojalá que esto no suceda” e, inmediatamente, sigues tu camino. 


2. Los desaciertos a la hora de irte de juerga son pan de cada día, no solo para ti, sino para ellos. Empezando por ese pantalón que te quedaba apretado y que no dudó, ni medio segundo, en romperse por la parte trasera cuando te agachaste a recoger un cigarrillo, y terminando por la correa que no te pusiste, sin querer queriendo, y que te da un aire cantinflesco cada vez que te subes los pantalones.


3. De otro lado, uno de los sucesos más terribles para ellas es haber hecho caso omiso al pequeño agujero que vieron en esas pantys que, a pesar de todo, se pusieron para completar parte del look: “No creo que se corran” –piensan– y ni bien llegan a la puerta, parece que se hubieran peleado con un gato antes de salir de casa. 


4. Por supuesto, cómo olvidar mencionar los desaciertos relativos al ‘natural bra’, ese conjunto de siliconas que se adhieren al pecho y que dan la sensación de no usar nada debajo de ese vestido escotado en la espalda. Sí, queridas, es muy importante que el pegamento de esta especie de ropa interior se encuentre en perfectas condiciones.


5. Por si no fuera poco, y para continuar con esta lista de DONT’S, decidiste ir con esos stilettos tan lindos que te compraste a una fiesta en donde la única superficie lisa era la pista de baile. Por supuesto, terminaste enterrando tus tacos hermosos en cada pisada sobre ese pastizal verde que decoraba el lugar. 


6. Que se te rompa el taco o que se te abran las suelas de ese zapato que sabrías que no tardaría mucho en tener hambre, son otros de los fails que existen aunque no sean predecibles.


7. Asegúrate de tener todo listo con anticipación. Si algo te queda apretado o piensas que se descoserá, la aguja y el hilo de emergencia no te caerán nada mal. 


8. No hagas caso omiso a los agujeros de tus pantys ni al escaso pegamento del ‘natural bra’; si  no están en perfectas condiciones, ¡no te arriesgues! 


9. No te pongas esos zapatos filudos para el pasto y, si das un mal paso con ellos, ruega que el personal que atiende en el baño tenga la solución al problema. 


10. Al fin y al cabo, el único error imperdonable es usar el dress code equivocado.

Comentarios