CARIÑOTERAPIA, LA CURA DEL AMOR

Regresar
junio, 08 del 2017

 

La mexicana Laura Rincón-Gallardo, psicóloga clínica de la Federación alemana de psicólogos, ofrecerá el 7 de julio un Taller sobre la Terapia de Contención. Con motivo del Día del Padre, nos explica, por ejemplo, por qué papá no debe escatimar los abrazos a sus hijos. Aquí los 10 consejos claves de la fundadora del Instituto Prekop.


Príncipe Guillermo y su hijo George. (ISTOCKPHOTO-GETTY)

El abrazar es una conducta tan antigua como la humanidad, desafortunadamente esta manifestación de afecto se ha ido perdiendo en la medida que nos vamos haciendo más ‘civilizados’. Pareciera que en nuestro mundo digital, cibernético y tecnificado, se nos ha olvidado que un abrazo nos acerca, que el contacto nos hace más humanos e incluso nos sana. Laura Rincón Gallardo, tiene maestría en Psicología por la Universidad Iberoamericana. Vivió 10 años en Alemania, donde se especializó en Terapia sistémica, Hipnosis ericksoniana, Hipnosis infantil, Terapia de contención y constelaciones familiares. En el 2000 fundó en México el Instituto Prekop que, en colaboración con la Asociación de Terapia de contención de Alemania, representa y promueve esta terapia tanto a nivel de consulta como de formación de terapeutas para México y América Latina.

1.  Muchos abrazos diarios. La simple conducta de abrazar mueve sentimientos profundos y tiende puentes entre corazones, entre padre-hijo o padre- hija, proporcionando seguridad y confianza.


2.  Calidad de tiempo con los hijos. Se relaciona directamente a la escucha inteligente. Aclarando más la idea, entre la agitada vida, la tecnología y el tráfico; cada vez pasamos menos tiempo con los hijos. Cada tiempo que podamos tener para compartir, que sea muy especial y de atención para ellos.


3.  Realizar actividades juntos. Papá-hijo pueden jugar pelota, ver un partido de futbol, caminar, etc. Papá-hija pueden ir al cine, caminar, tomar un helado. Los fines de semana son ideales para estas actividades e integran progresivamente a toda la familia.


4.  Adiós celulares. Que en el momento de desayunar, comer o realizar una actividad familiar, es recomendable dejar de lado el uso de celulares o entes distractores como la televisión que bloquea las posibilidades de entablar un diálogo.


5.  Importante para tener en cuenta. El mal genio (rabia, mal carácter, incomodidad, impaciencia, frustración) que se trae del trabajo a casa, bloquea e interrumpe la generación de ese hermoso vínculo emocional. Por esa razón es indispensable que, al entrar a casa, se deje con el maletín toda la carga negativa.


6.  Estemos atentos a las reacciones que muestran los niños (miedo, tristeza, angustia, berrinches). Porque estas estarían bloqueando una adecuada conexión con ellos. Solucionar uno a uno, paso a paso cada problema, ayudará a ir superando cada reto que la vida les imponga.


7.  La importancia de los juegos. Considera que la actividad lúdica se constituye en una estrategia adecuada para que, como padre, ayudes a tu hijo a enfrentar situaciones nuevas. Con el juego puede aprender la manera de solucionar el día a día.


8.  Como padres nunca terminamos de aprender. Ni terminamos de crecer emocionalmente. Todo padre es ejemplo y modelo para los hijos. Ellos siempre observan a sus padres como resuelven sus problemas. Tengamos recursos adecuados para mostrarles la manera de resolver los suyos.


9.  Primera infancia. Es importante evitarle al niño situaciones de violencia extrema, sensaciones de abandono, o cualquier situación traumática, que puede venir de los noticieros, programas de televisión o conversaciones de adultos. Lo podrían afectar seriamente en su desarrollo futuro.


10.  Conclusión. La ausencia de vínculos entre padres e hijos y los conflictos que se  puedan generar durante su crecimiento, generan heridas que luego se manifiestan en ‘rabia’. No dejemos que la rabia se interponga en éste hermoso vínculo emocional. Sean padres felices, disfruten de la vida, la familia, la permanencia en el hogar y sus hijos encontrarán allí un bálsamo de seguridad, donde crecerán sanamente.


Mayores Informes en: recursosterap@gmail.com

Comentarios