10 Tips de Seguridad Para Navidad y Año Nuevo

Regresar
Diciembre, 22 del 2014

 

Llega diciembre y los ladrones hacen su agosto. Que las compras, los viajes y las aglomeraciones no te conviertan en una víctima fácil. Aquí, entérate cómo mantenerte a salvo.


1. Facebook. El consabido consejo de no publicar en las redes sociales nuestros planes de fin de año, en especial si nos ausentamos por varios días, se viene abajo cuando tenemos activada la opción de “Incluir ubicación” en cada una de nuestras publicaciones o posts. Lo mejor es desactivar esa opción desde los teléfonos móviles, así no dejamos pistas de nuestros trotes navideños.

2. De pesca. El ‘phishing’ es una modalidad de estafa a través del correo electrónico para obtener información valiosa como contraseñas, cuentas bancarias y tarjetas de crédito. Este engaño llega a través de aparentes correos de personas e instituciones respetables. Uno de los más conocidos es el que anuncia que uno ha ganado la lotería de la Fundación de Bill y Melinda Gates. Por cierto, la página de dicha fundación comunica que no existe tal lotería.

3. Tarjetas. Sin duda, el acceso a nuestras tarjetas de crédito y débito es el botín mayor de cualquier ladrón, real o cibernético. Por ello, se recomienda que tratemos a nuestras tarjetas tal como tratamos a nuestros cepillos de dientes: no hay que compartirlas pero sí cambiarles la contraseña cada tres a seis meses. Y, tal como sucede con los cepillos, no todos cumplen con estas instrucciones a pie juntillas.

4. Hackers. La mejor forma de estar a salvo de un jaque mate de los temidos ‘hackers’ es la siguiente: jamás llene formularios que reciba por correo electrónico, lo mejor es visitar directamente la página de la institución que le pide sus datos. Abandone una página web si nota un comportamiento extraño y evite utilizar las redes de wi-fi libres cuando no está seguro de su procedencia.

5. Mejor de a dos. Cuando se trata de hacer las compras navideñas, no aplica aquel dicho que dice “mejor solo que mal acompañado”. La peor decisión es el estar solo o sola: los trotes, las bolsas y las ofertas que buscan llamar nuestra atención nos pueden distraer y cansar. Y al menor descuido, bajamos la guardia en la seguridad de nuestros objetos personales.

6. En sus zapatos. Meterse en la cabeza del ladrón nos dará una idea de cuáles son esos indicios que dejamos, a lo Hansel y Gretel, cuando estamos de viaje. ¿Tengo a alguien que me recoja los periódicos y volantes de la entrada de mi casa? ¿Quién va a encender y apagar las luces para simular la presencia de personas? ¿Ya bajé el volumen del timbre del teléfono fijo para que no esté sonando sin respuesta?

7. Al paso. Los temidos secuestros al paso transcurren todo el año y la época de fiestas no es la excepción. Por ello, la Policía Nacional del Perú recomienda lo siguiente: que evitemos estar solos en un cajero automático, viajar solo o sola de noche y abordar los taxis que llevan mucho tiempo estacionados afuera de un centro comercial o en la vereda.

8. En el taxi. Hablando de abordar un taxi, los usuarios de este servicio deben estar doblemente alertas durante estas fechas. Es recomendable concertar la ruta que se va a tomar para no permitir que el taxista se desvíe por zonas desconocidas. Y, según recomendaciones de la Policía Nacional del Perú, el asiento más seguro para el usuario es el que está detrás del chofer y no del copiloto.

9. Guardar el celular. Este consejo va para los más jóvenes: no revisen sus mensajes ni ‘chateen’ mientras caminen por la calle. Aparte de exponerse a un accidente de tráfico, tal distracción da una gran ventaja al ladrón. Lo mismo aplica para quienes gustan de mantener largas conversaciones mientras caminan, aunque vayan con audífonos.

10. No oponer resistencia. Desde un rápido jalón del bolso hasta el temible ‘bujiazo’, evitemos que los nervios provoquen algún tipo de resistencia al asalto. Una vez que estemos a merced del ladrón, entreguemos todo lo que nos pida sin mirarle a los ojos. Nada de lo que llevamos con nosotros tiene tanto valor como nuestra integridad física.

 

Comentarios