Sitka Semsch

Regresar
Octubre, 22 del 2015

 

Sitka Semsch

Es una de las diseñadoras peruanas con mayor proyección internacional. Su trabajo ha sido expuesto en pasarelas de Moscú, Madrid y New York.


A partir del 27 de octubre, en el Círculo Militar, presentará dos colecciones distintas en el marco del Lima Fashion Week en su edición primavera-verano: una creada para la marca ‘Mentha & Chocolate’ y otra que sigue su línea más personal, inspirada en el Perú profundo. En la siguiente entrevista, Sitka confiesa que le gustaría reencarnar en una persona extrovertida y que su mayor temor es no estar preparada ante las distintas situaciones que se le presenten en la vida.


–¿Cómo pasas tus días?
–En pie desde las 6:00 am y corriendo todo el día entre mi trabajo y mi familia.


–¿Cuál es la colección que vas a presentar en la edición primavera -verano del Lif Week?, ¿En qué te inspiraste?
–Por primera vez estoy presentando dos colecciones en pasarelas distintas.
Una es la línea que estamos haciendo para ‘Mentha & Chocolate’ y la otra es mi línea personal ‘Sitka Semsch’. Para la primera me he inspirado en mi estilo de mujer: moderna, natural, sofisticada, pero relajada al mismo tiempo.
Para la otra me inspiré como siempre en el Perú. Ha sido mucho trabajo a mano y mucha textura basada en nuestros telares andinos.


–¿Cómo surge la idea de participar en la creación de una colección para la marca ‘Mentha y Chocolate’?
–Esta es una idea que teníamos hace un buen tiempo, y finalmente se concretó: poder tener los espacios para crear colecciones de ediciones limitadas llevando nuestro estilo al alcance de un público más amplio.


–¿Cómo definirías a la industria de la moda en el Perú en la actualidad?
–Inmadura pero emergente.


–¿Qué estás leyendo en estos momentos?
–‘Happy for no Reason’ (‘Feliz sin ninguna razón’), de Marci Shimoff.


–¿Cuál es tu logro más importante a nivel profesional?
–Aún está por venir...


 –Un defecto, una virtud.
–Timidez, perseverancia.


–¿En qué profesión no te hallarías nunca?
–Medicina.


–¿Cuál ha sido tu cambio de look más radical?
–Cuando me hice permanente  ¡Poodle look!


–¿Cuál es el objeto que más tiempo lleva en tu mesa de noche?
–Varios libros.


–¿A qué le temes?
–A no estar preparada para las situaciones que se me presenten. De chica me traumé en el colegio cuando tenía que hacer una presentación y la monja me dijo: “¡¡You are not prepared!!”


–¿Cuál es tu sueño o pesadilla recurrente?
–¡Que se me caen los dientes!


–¿Qué costumbre debería quedar definitivamente en desuso?
–Darse la mano para saludar. Prefiero el beso.


–¿Qué ventajas tendría ser del sexo opuesto?
–Ninguna, me encanta ser mujer.


–¿Cuál ha sido el papelón más grande de tu vida?
–Saludar a un señor efusivamente pensando que era un súper amigo de mi papá. Cuando me respondió con cara de “¿quién eres?” caí en cuenta que era un actor súper famoso de televisión. Mi cara era un tomate.


–¿En cuál de los siete pecados capitales caíste últimamente?
–Pereza.


–¿Qué consejo, lección o enseñanza quisieras dejar a tus hijos?
–Ser “happy for no reason”.


–¿Cuál es el mejor lugar para hacer el amor?
–En un hotel.


–¿Qué has dejado de hacer por temor al qué dirán?
–Aprender a correr tabla con mucha gente en la playa.


–¿De qué huachafería has sido testigo últimamente?
–Últimamente he visto demasiadas juntas.


–¿Cuál ha sido tu gran travesura de infancia?
–Poner pepitas apestosas en la clase del colegio.


–¿Cuál es la peor mentira que han dicho de ti?
–Que soy extrovertida.


–¿Qué titular te gustaría leer mañana en los diarios?
–El tráfico en Lima ya no es un problema.


–¿Qué moda debería volver?
–El uso de los tocados, sombreros y guantes.


–¿Qué película te ha hecho llorar? ¿Y reír?
–‘The Champ’, de Franco Zeffirelli. Y reír ‘¿Dónde está el piloto?’


–¿Qué noticia te impactó recientemente?
–Que murió una señora que veía pasear todos los días por mi tienda.


–¿Con quién te gustaría estar en una isla desierta?
–Con mi familia.


–¿Conoces alguna celebridad? Cuéntanos la anécdota.
–A Michael Kors, pero no me acuerdo de nada anecdótico.


–¿En qué o quién reencarnarías?
–¡En alguien extrovertido!


–En el día del juicio final, ¿irías al paraíso, al purgatorio, o al infierno?
–No sé a dónde iría, pero sé que estaría  en bienestar.


–Si te quedara un día de vida, ¿qué harías?
–Estar con familia.


–¿Qué es lo más loco que has hecho por amor?
– ¡Uy! Eso no lo puedo decir… ¡fue atrevido!

Comentarios