Phillip Butters

Regresar
febrero, 06 del 2014

 

 

Phillip Butters es periodista, empresario e hincha de Universitario de Deportes. En un inicio, él trabajó como administrador de empresas en los rubros de servicios, comercio y transportes; sin embargo, su pasión por el fútbol lo llevó a convertirse en comentarista deportivo. Ha sido columnista de los principales diarios del país y conductor de un sinfín de programas dedicados al deporte. Actualmente, de seis a nueve de la mañana, lo podemos escuchar a través de Radio Capital opinando sobre diversos temas de coyuntura. En esta entrevista, el controvertido Phillip confiesa que le gustaría estar en una isla desierta con Susan Sarandon y Lesley Ann Warren.


– Hace poco dijiste que para ti sería un buen reto ganarle a Luis Castañeda. ¿Qué hace falta para que te lances a la alcaldía de Lima?
–Eso es bastante complicado. Yo tengo una serie de metas personales y empresariales; primero están mi familia y mis propios negocios antes que cualquier aspiración política. Yo entiendo que la gente esté buscando a alguien que le pueda ganar a Castañeda, y me resulta halagador que el común de las fuerzas políticas crea que yo pueda derrotarlo. Pero del dicho al hecho hay mucho trecho.


–¿Vas a celebrar el Día de San Valentín?
–Vivo de una manera tan veloz que las festividades se me pasan de largo. Además, mi mujer va a estar de viaje.


–¿Eres de los que disfruta del verano?
–Sí, por supuesto. Antes la pasaba bien jugando cachito con mis amigos en la playa, ahora me gusta estar tirado en la arena jugando con mis hijas.


–¿Qué estás leyendo en estos momentos?
–‘Manual de mitología griega’, de H. J. Rose. Me lo regalaron en Navidad.


–¿Cuál es tu logro más importante a nivel profesional?
–Al margen de los premios, los buenos ratings y los auspiciadores, yo creo que mi principal logro es que la gente me cree y me respeta. La gente entiende que voy por delante y que digo mi propia verdad. El comunicador sin credibilidad no existe.


 –Un defecto, una virtud.
–Mi virtud es la tenacidad, que mal entendida es la terquedad.


–¿En qué profesión no te hallarías nunca?
–Yo detestaría ser cajero de un banco porque no me gustaría contar plata ajena y mozo, porque tampoco me agradaría servir un plato que se lo va a comer otro.


–¿Cuál ha sido tu cambio de look más radical?
–Macho que se respeta no tiene look, tiene apariencia nomás.


–¿Cuál es el objeto que más tiempo lleva en tu mesa de noche?
–Una estampita de la Virgen María.


–¿A qué le temes?
–A traicionarme a mí mismo, a flaquear. A dejar de ser quien soy.


–¿Qué ventajas tendría de ser del sexo opuesto?
–La maternidad.


–¿Cuál ha sido el papelón más grande de tu vida?
–Un amigo mío me bajó la ropa de baño en la playa El Silencio cuando tenía 20 años. Me quedé calato.


–¿Cuál es tu sueño o pesadilla recurrente?
–Sueño muchas veces que me agarran a balazos en el piso, pero no logro ver quién me dispara.


–¿Qué costumbre debería quedar definitivamente en desuso?
–El hablar en diminutivo y pasear a la gente. Son dos cosas que no me gustan.


–¿De qué huachafería has sido testigo últimamente?
–De tanto bobo que dice que Chile es un país hermano. Eso me suena atroz.


–¿Cuál ha sido tu gran travesura de infancia?
–De chibolo he hecho todas, desde meter un mono a la refrigeradora, hasta quemar un pollito y fastidiar a todo el mundo. Era un “terruquito”. 


–¿En cuál de los siete pecados capitales caíste últimamente?
–En la gula. Para mí, es una adicción comer papa la huancaína y ají de gallina.


–¿Cuál es la peor mentira que han dicho de ti?
–La verdad, no lo recuerdo.


–¿Qué regalo te gustaría recibir?
–Que algún día San Pedro me diga: “Pasa, hermano”.


– ¿Qué titular te gustaría leer mañana en los diarios?
–Algo que tenga que ver con la reconciliación del Perú. No quiero sonar cursi, pero acá hay demasiada división. Sobre todo ahora que tenemos un enemigo en común.


–¿Qué moda debería volver?
–La música de los ochenta. Me gustan ‘The Police’ y ‘Duran Duran’.


–¿Qué película te ha hecho llorar? ¿Y reír?
–‘La dama y el vagabundo’ me hizo llorar. Aunque mi película favorita es ‘El padrino’.


–¿Cuál es el mejor lugar para hacer el amor?
–Una cama nomás. Yo soy lineal, que no me vengan con tonterías.


–¿Qué noticia te impactó recientemente?
–Que una madre mató a su hijo en el segundo intento. Los filicidios, quizás, son menos entendibles que un parricidio. 


–¿Con quién te gustaría estar en una isla desierta?
–Con Susan Sarandon y Lesley Ann Warren. 


–¿Conoces alguna celebridad? Cuéntanos la anécdota.
–Un par de veces me he cruzado con Ted Turner, el multimillonario dueño de la cadena TNT. Lo vi en Nueva York, en el edificio de la CBS, y acá, hace ya un tiempo, en Larcomar. Lo saludé en su cancha y en la mía.


–En el día del juicio final, ¿irías al paraíso, al purgatorio, o al infierno?
–Al purgatorio tirando para abajo.


– Si te quedara un día de vida, ¿qué harías?
–Yo estuve al borde la muerte el año pasado. Fue el momento más difícil de mi vida y cada uno de esos días mi familia me acompañó.


–¿Qué es lo más loco que has hecho por amor?
–Un 28 de julio fui a Cusco para encontrarla y ni siquiera tenía un lugar donde alojarme.

Comentarios