Mónica DELTA

Regresar
Octubre, 07 del 2016

 

 

La conductora de Latina se propuso sorprender a propios y extraños, como ella misma dice, “soltándose las trenzas” para celebrar sus 35 años como periodista.


Por ello, no dudó en montar su primer unipersonal, que se presentará el 7 y 8 de octubre en el Teatro Peruano Japonés. ‘En vivo: Con licencia para cantar’ es un show criollo en el que Mónica compartirá escenario con Lucy Avilés, Cecilia Bracamonte, Eva Ayllón, entre otros. “Nada de política”, advierte la periodista. “También nos reiremos de las leyendas y mitos sobre Mónica Delta”, adelanta. ¿Qué libro está leyendo? “‘El fantasma del Amazonas’, de Roberto Reátegui. Una historia de aventuras que me contó hace más de 30 años”, nos responde, entre otras cosas, en el siguiente cuestionario. 


–¿Cómo pasas tus días?
–Como todos, con días buenos y de los otros también. Poniéndole música al tráfico para no terminar loca.

–¿Qué te anima a presentar el espectáculo ‘En vivo: Con licencia para cantar’
–Hacer algo distinto, celebrar la vida, mis 35 años de periodista y recordar a mi padre quien enamoró a mi madre cantándole “El día que me quieras”. Será una fiesta criolla en la que extraordinarios músicos y cantantes me darán licencia para cantar con ellos.  

–¿Qué significa el periodismo para ti?
–Ufff, después de más de tres décadas, no he perdido las ganas. ¡Eso es bueno!

–¿Qué cosas te inspiran?
–La fortaleza de mi madre, mis hijos, el coraje, la lucha contra la violencia y el arte.

–¿Qué estás leyendo en estos momentos?
–‘El fantasma del Amazonas’, de Roberto Reátegui. Una historia de aventuras que me contó hace más de 30 años.

–¿Cuál es tu logro más importante a nivel profesional?
–Haber sobrevivido profesionalmente en un medio complicado y sobre todo tener el afecto de millones de compatriotas. Eso vale mucho.

–Un defecto, una virtud…
–Soy impaciente. Una virtud, mi fortaleza.

–¿En qué profesión no te hallarías nunca?
–En cualquiera que tengas que quedarte ocho horas en una oficina.

–¿Cuál ha sido tu cambio de look más radical?
–Mis peinados han sido siempre tema de conversación, ¡hasta ‘trending topic’ han sido! Para qué más.

–¿Cuál es el objeto que más tiempo lleva en tu mesa de noche?
–La foto de mis hijos y mi celular.

–¿A qué le temes?
–A morirme lentamente.

–¿Cuál es tu sueño o pesadilla recurrente?
–Duermo tan profundo que no recuerdo mis sueños o pesadillas.

–¿Qué costumbre debería quedar definitivamente en desuso?
–La huachafería…el chisme, el racismo, etc.

–¿Qué ventajas tendría ser del sexo opuesto?
–No maquillarse ni usar tacos.

–¿Cuál ha sido el papelón más grande de tu vida?
–Pucha, no me acuerdo, pero debe haber varios.

–¿En cuál de los siete pecados capitales caíste últimamente?
–Gula siempre y a veces pereza, pero qué rico se siente.

–¿Qué consejo, lección o enseñanza quisieras dejar a tus hijos?
–¡Sólo que sean felices! Que nunca olviden de donde vienen.

–¿Cuál es el mejor lugar para hacer el amor?
–Todos, con la persona correcta.

–¿Qué has dejado de hacer por temor al qué dirán?
– Ahora nada, pero de joven muchas de las cosas que dijeron que había hecho.

–¿Cuál es la peor mentira que han dicho de ti?
–Ya perdí la cuenta. Pero, me hubiera encantado tener el poder que me han atribuido.

–¿Qué titular te gustaría leer mañana en los diarios?
–Que cayó Nicolás Maduro y los venezolanos vuelven a la democracia.

–¿Qué moda debería volver?
–La de Coco Channel.

–¿Qué película te ha hecho llorar? ¿Y reír?
–Llorar, ‘The Notebook’, y reír ‘The Big Greek Wedding’, tan parecida a mi familia.

–¿Qué noticia te impactó recientemente?
–La marcha #NiUnaMenos.

–¿Con quién te gustaría estar en una isla desierta?
–Con mi marido, aunque no me quejaría si estuviera también Richard Gere.

–¿Conoces alguna celebridad? Cuéntanos la anécdota.
–Mejor que una celebridad, conozco a dos santos: Juan Pablo II y María Teresa de Calcuta. Me encantaría conocer a Meryl Streep, aún guardo la esperanza.

–¿En qué o quién reencarnarías?
–En un mustang…blanco y salvaje.

–En el día del juicio final, ¿irías al paraíso, al purgatorio, o al infierno?
–Sabe Dios.

–Si te quedara un día de vida, ¿qué harías?
–Estaría con mi familia, con música y probablemente cantando y bailando.

–¿Qué es lo más loco que has hecho por amor?
–Enamorarme perdidamente… sin medir consecuencias.

Comentarios