Juan Antonio de Dompablo

Regresar
febrero, 10 del 2017

 

 

Su pasión por la música lírica lo ha llevado por todo el mundo. A lo largo de su carrera, el tenor peruano ha participado en distintas óperas y zarzuelas como ‘Rigoletto’, ‘El fantasma de la Opera’, ‘Otelo’ y ‘Lucía de Lamermoor’. El próximo 22 de febrero, junto a Gisela Ponce de León y Lucho Quequezana, unirá su talento con el coro de niños Voces del Sol para presentar el espectáculo ‘Sueños’, en el Gran Teatro Nacional. “Cuando canté en la Opera Lucía de Lammermoor, me pusieron una peluca y tuve que utilizar el kit (falda escocesa). Mi esposa me dijo que me parecía a mi hermana”, cuenta Juan Antonio, entre otras cosas, en la siguiente entrevista.


–¿Cómo pasas tus días?
–En estos momentos disfrutando unas vacaciones con mi esposa y mis hijos.

–¿En qué proyectos estás trabajando?
–Además del espectáculo ‘Sueños’ con Voces del Sol, dos conciertos con Tenores en el Gran Teatro Nacional, y un concierto en Arequipa.

–¿Cómo definirías el espectáculo ‘Sueños’ del coro Voces del Sol?
–Una experiencia divertida y motivadora por la cantidad de niños y jóvenes que participan.

–¿Cuál es el tenor de la historia que más admiras?
–El español Alfredo Kraus.

–¿Qué estás leyendo en estos momentos?
–Con vergüenza debo aceptar que nada.

–¿Cuál es tu logro más importante a nivel profesional?
–Mantenerme en esta profesión.

–Un defecto, una virtud.
–La falta de orden, la paciencia

–¿En qué profesión no te hallarías nunca?
–Piloto de fórmula uno, no me gusta la velocidad.

–¿Cuál ha sido tu cambio de look más radical?
–Cuando canté en la Opera Lucía de Lammermoor me pusieron una peluca y tuve que utilizar el kit (falda escocesa). Mi esposa me dijo que me parecía a mi hermana.  

–¿Cuál es el objeto que más tiempo lleva en tu mesa de noche?
–Muchas cosas que ni siquiera utilizo.

–¿A qué le temes?
–A ser una carga para mi familia.

–¿Cuál es tu sueño o pesadilla recurrente?
–Que soy un extraordinario centro delantero.

–¿Qué costumbre debería quedar definitivamente en desuso?
–La de Pepe el vivo.

–¿Qué ventajas tendría ser del sexo opuesto?
–Creo que la diferencia más grande, es tener el gran privilegio de llevar una vida dentro.

–¿Cuál ha sido el papelón más grande de tu vida?
–Cuando esperaba que me atendieran en un centro odontológico, por los parlantes llamaron “Sr. De Don Pollo, Sr. De Don Pollo” no fue un papelón pero me reí un montón.

–¿En cuál de los siete pecados capitales caíste últimamente?
–Pereza.

–¿Qué consejo, lección o enseñanza le quisieras dejar a tus hijos?
–El respeto a todas las personas.

–¿Cuál es el mejor lugar para hacer el amor?
–Más que el lugar, es importante la persona con la que lo haces.

–¿Qué has dejado de hacer por temor al qué dirán?
–Nada, no le doy importancia al que dirán (espero que nadie se moleste).

–¿De qué huachafería has sido testigo últimamente?

–¿Qué es una huachafería?

–¿Cuál ha sido tu gran travesura de infancia?
–Ninguna, yo fui lorna de chico y a veces me hacian bullying.

–¿Cuál es la peor mentira que han dicho de tí?
–La verdad que no recuerdo, suelo olvidar rápidamente los malos momentos.

–¿Qué titular te gustaría leer mañana en los diarios?
–Sporting Cristal nombra socio vitalicio al extraordinaro cantante Juan Antonio de Dompablo.

–¿Qué moda debería volver?
–La caballerosidad.

–¿Qué película te ha hecho llorar? ¿Y reír?
–Llorar un montón, soy muy sentimental; y reír, la última que he visto, ‘8 apellidos vascos’.

–¿Qué noticia te impactó recientemente?
–Que Donald Trump retiró el subsidio a las ONG pro aborto.

–¿Con quién te gustaría estar en una isla desierta?
–Con mucha gente.

–¿Conoces alguna celebridad? Cuéntanos la anécdota.
–Hace poco tuve la oportunidad de conocer a José Luis Perales y conversando con él, le comenté cuál era la canción que más me gusta y que marcó mi niñez. Me dijo que curiosamente solo la había grabado y que nunca la había cantado en un concierto.

–¿En qué o quién reencarnarías?
–No creo en la reencarnación.

–En el día del juicio final, ¿irías al paraíso, al purgatorio, o al infierno?
–Espero que al purgatorio para arreglar algunas cosas.

–Si te quedara un día de vida, ¿qué harías?
–Lo pasaría con mi familia y por la noche tener el mejor concierto posible.

–¿Qué es lo más loco que has hecho por amor?
–Tener cuatro hijos.

 

Comentarios