Claudia CISNEROS

Regresar
Agosto, 10 del 2017

 

Política, contestataria y activista, con mucha presencia en redes sociales. La reconocida periodista se encuentra hoy en una etapa de cambios en su vida. Tras la presentación de su libro ‘Resistir e Insistir’ el pasado 28 de julio, en la FIL 2017, Cisneros dejó el país para estudiar una maestría. Hoy, desde Ohio en Estados Unidos, nos habla sobre su reciente graduación en la carrera de Filosofía y su postura respecto al indulto de Fujimori. Además da su opinión sobre el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski.


–Cuéntanos sobre tu libro ‘Resistir e Insistir’.

–El libro es una llamada de atención a todos, como ciudadanos, para que seamos conscientes de nuestra responsabilidad política, aun quienes como yo no militamos en ningún partido. Todos tenemos la responsabilidad de cuidar la calidad de la democracia que queremos para que nuestro país funcione bien y que los beneficios sean para todos; no solo para una manga de corruptos que ha tomado el poder por asalto y desde allí nos miente y roba.


–Acabas de terminar tu primera carrera, cuéntanos sobre ese proceso.

–Me he tomado casi 10 años en acabar la carrera de Filosofía porque no tenía apuro. Lo he hecho a mis tiempos y dineros, en medio de trabajar, ser mamá, hacer periodismo, activismo y demás. No ha sido fácil. Hubo momentos de mucha presión, pero con paciencia, amor por el conocimiento y responsabilidad, se puede.



–¿Qué opinas sobre la posibilidad de indulto a Alberto Fujimori?

–Sería una puñalada al Perú, a su expectativa de dar lucha contra los políticos que se corrompen. Sería un contrasentido de la lucha por la justicia y el Estado de Derecho que tiene como marco de organización de una sociedad, las leyes para que sean cumplidas por todos por igual. En ese sentido, las condenas por robo, asesinato y corrupción de Fujimori son un ejemplo de cómo una sociedad intenta corregir los desbordes y abusos del poder que le roban al pueblo dinero y vidas. Y en ese sentido, que no se cumpliera su condena sería un pésimo ejemplo de no-justicia, de uso de privilegios por chantaje político para gozar de impunidad. Sería una señal para otras autoridades de que cualquiera puede hacer lo que le da la gana siempre que tenga algo de poder.


–Si Ollanta Humala pudiera leer un tweet tuyo, ¿qué escribirías?

–Ud. cumplió con no traicionar los principios democráticos pero traicionó a sus bases ideológicas y al margen de la inquina del Apra y del fujimorismo contra usted, tiene mucho que explicar financieramente.


–Unión civil ¿Sí o no?

–Unión civil es insuficiente. En realidad es de un absurdo monumental que a estas alturas haya gente que, por ignorancia y temor religioso, discrimine y hasta el odio a las personas solo por con quiénes se acuestan o a quiénes aman. ¿Qué carajo les importa? La persona es por los valores de integridad, solidaridad, empatía, honestidad, justicia, magnanimidad, consecuencia, etc. Algún día en el futuro muchos de estos grupos religiosos tendrán que pedir perdón de rodillas por todo el daño que han causado a personas inocentes solo porque no eran hetereosexuales.


–¿Cómo describirías el mandato de PPK hasta ahora?

–Es un gobierno sin liderazgo presidencial, solo con apariciones intermitentes que suelen navegar entre la risa y la broma, cuando no entre la sumisión a la oposición destructiva y la total confusión y cambio de pareceres contínuos. Es un gobierno débil, inestable porque Zavala será buen técnico pero no ata ni desata en política. Sus decisiones y lecturas políticas son absolutamente erradas, contraproducentes, suicidas. Llevamos un año y este gobierno ya parece viejo de todo lo mal transitado. Y encima cree que puede manejar él solo, ¡dos de los ministerios más importantes del país! No sé en qué está pensando este señor, pero temo que nos puede llevar al despeñadero económico y político.


–¿Y el desempeño del Congreso hasta la fecha?

–El Congreso fujimorista obstruccionista y chantajista de Keiko es lo más parecido al Congreso fujimorista abusivo, difamador y corrupto de la época de Alberto Fujimori. La única diferencia es que Keiko no tiene la presidencia pero se ha asegurado de presionar políticamente con sus legisladores obstruccionistas para someter al débil gobierno político de PPK y Zavala. El congreso obstruccionista fujimorista le hace un gran daño al Perú, nos tiene paralizados como país, solo piensan en ellos y sus intereses partidarios o personales. Acá nadie piensa de verdad en el Perú. Es muy deprimente tener políticos así. De rapiña. Que no suman nada a la patria, solo restan.


Los World Games marcaron la despedida del karate pues a partir del 2020 este deporte será parte de los Juegos Olímpicos a realizarse en Tokio. 



–¿Qué momento de tu carrera te gustaría revivir?

–Reportar para CNN en inglés la caída del fujimorismo y la presidencia temporal de Paniagua, fue emocionante como periodista y como peruana. Un reto inesperado y una satisfacción cumplir con las expectativas.


–¿Cuál es el mayor mal que adolece la televisión en el país?

–Empaquetan banalidad o contenidos de impacto meramente emocional; la ausencia de conciencia social o cívica, siquiera de conciencia de oportunidad de aportarle al mundo, no solo a sus bolsillos y canasta familiar o a los del dueño de la empresa.


–¿A qué le temes?

–A la decadencia del país en manos de corruptos sin conciencia social y desprecio por todo lo que no les reporte ganancias y dividendos financieros o políticos.



–¿Qué ventajas tendría ser del sexo opuesto?

–Todo es más fácil aun para los hombres, especialmente en la vida laboral.


–¿Qué consejo, lección o enseñanza quisieras dejar a tus hijos?

–Amor por el conocimiento, empatía y solidaridad, honestidad y consecuencia, resistir e insistir frente a los atropellos, las tentaciones y los abusos.


–¿Qué titular te gustaría leer mañana en los diarios?

–Fujimorismo y Sendero proscritos de hacer política para siempre por el grave daño pasado hecho al país y porque jamás se arrepintieron ni pidieron auténtico perdón a las víctimas ni al Perú.


–¿Qué es lo más loco que has hecho por amor?

–Volver a creer en él. No estaba en mis planes de cordura.

Comentarios