ADOLFO DAMMERT

Regresar
Setiembre, 06 del 2018

 

Muchos se pasan la vida pensando en el futuro y en el pasado, sin enfocarse en lo maravilloso del hoy. De pronto, un suceso lo cambia todo. Adolfo Dammert sabe de esto. Hace 37 años, un cáncer a la tiroides transformó su mundo. Luego de superarlo con éxito, emprendió un viaje en busca de ayuda para que otros pacientes también lo logren. Hoy es el presidente de la Liga Contra el Cáncer, que realizará su acostumbrada colecta pública el miércoles 5, jueves 6 y viernes 7 de septiembre. Tienen como meta recaudar 2´500,000.00 soles con el fin de que “la institución continúe realizando acciones de prevención en la población menos favorecida como despistajes, programas educativos y charlas informativas”, nos explica.


–¿Cuáles son los cambios más significativos que experimenta una persona al superar esta enfermedad?

–Ver la vida desde un punto de vista optimista, todo lleno de colores.


–¿Existe una concientización de la población sobre el cáncer?

–Si bien hemos avanzado bastante, no hay todavía conciencia sobre el cáncer y sus efectos entre nuestra población. Sigue siendo la primera causa de muerte.


–¿Qué le diría a una persona que está recibiendo un tratamiento contra el cáncer?

–Que le digan la verdad, que no le mientan ni lo engañen y que le permitan tomar sus propias decisiones.


–¿En qué proyectos estás trabajando?

–En la Liga Contra el Cáncer, proyectando a la institución como una organización más determinante en las tareas de salud en el Perú.


–¿Cuál es tu logro más importante a nivel profesional?

–Tener clientes que me acompañan por 40 años. Eso lo dice todo.


–¿Qué estás leyendo en estos momentos?

“Espérame en Siberia, vida mía”, de Enrique Jardiel Ponciela.


–¿En qué profesión no te hallarías nunca?

–Médico forense.


–¿Cómo disfrutas tu tiempo libre?

–En familia, leyendo y conversando.


–¿Cuál es el mayor mal que adolece la televisión en el país?

–Si bien la televisión es un reflejo de la realidad que vivimos, le daría más importancia a las buenas noticias, aunque sean escasas e inculcaría más nuestros valores ciudadanos.


–¿Cuál ha sido tu cambio de look más radical?

–Voluntario, afeitarme la barba que usé por treinta años. Involuntario, quedarme calvo.


–¿Cuál es el objeto que más tiempo lleva en tu mesa de noche?

–Mi reloj despertador, aunque en desuso desde la aparición del smartphone.


–¿A qué le temes?

–A no tener cerca mis pastillas para la tiroides que tomo desde que me la sacaron por el cáncer, hace 37 años.


–¿Cuál es tu sueño o pesadilla recurrente?

–Todos los días tengo sueños distintos. Pesadillas, casi nunca.


–¿Qué costumbre debería quedar definitivamente en desuso?

–La corbata.


–¿Qué ventajas tendría ser del sexo opuesto?

–No sé. No me he puesto en ese lugar, con el debido respeto.


–¿En cuál de los siete pecados capitales caíste últimamente?

–La gula.


–¿Qué consejo, lección o enseñanza le quisieras dejar a tus hijos?

–Que vean siempre lo bello de la vida y que amen sin límites.


–¿Cuál es el mejor lugar para hacer el amor?

–Donde se presente la oportunidad.


–¿Qué has dejado de hacer por temor al qué dirán?

–De chico, ir a fiestas cuando me obligaban mis padres a usar pantalón corto y mis amigos iban de jeans.


–¿Cuál ha sido tu gran travesura de infancia?

–Usar el carro de mi padre sin autorización.


–¿Qué titular te gustaría leer mañana en los diarios?

–Todos los corruptos presos. El Perú inicia una nueva etapa.


–¿Qué moda debería volver?

–Sombreros y abrigos.


–¿Qué película te ha hecho llorar? ¿Y reír?

–“La vida es bella”.


–¿Qué noticia te impactó recientemente?

–Es tal el nivel de corrupción, que ya las noticias no me impactan.


–¿Con quién te gustaría estar en una isla desierta?

–Con mi esposa.


–¿En qué o quién reencarnarías?

–En mí mismo, otra vez.


–En el día del juicio final, ¿irías al paraíso, al purgatorio, o al infierno?

–Buena pregunta para San Pedro.


–Si te quedara un día de vida, ¿qué harías?

–Estar con mi familia, tranquilo, conciente de lo que me sucede.


–¿Qué es lo más loco que has hecho por amor?

–Casarme con una mujer con 4 hijos, teniendo yo 2 viviendo conmigo.

Comentarios