¡AY, Mamá!

Regresar
Mayo, 04 del 2015

 

 

Siete conocidos personajes nos cuentan cómo es su mamá, qué les causa gracia y, por qué no, qué cosa les saca de quicio de ella.


 


Descubre ELLOS&ELLAS en:    INSTAGRAM◄   ►FACEBOOK◄     ►TWITTER





Alejandra Diez Canseco
(diseñadora de moda)
Más que mi mamá es mi compañera de vida. Me gusta viajar con ella, es un momento solo de las dos en el que conocemos algo juntas y lo hacemos de una manera divertida. Desde tomarnos un vino juntas hasta las ‘loreadas’ en cama cuál mejores amigas. Algo que me saca de quicio es que no aguanta más de dos copas de vino, ¡se pone muy graciosa!





Carlos Testino
(chef)
Mi madre es hiperactiva, deportista (¡le encanta el ciclismo!) y workaholic. Me hace gracia lo hincha que es de nosotros. Es de las madres que habla todo el tiempo de sus hijos. Lo que sí me saca verdaderamente de quicio es que me llame por mis dos nombres: Carlos Alberto. Cuál telenovela mexicana, jaja.






César Campos
(comunicador)
Me agradaba su hábito por la lectura, su sentido del humor y su enorme afecto por su terruño, el Callao. Era una chalaca por los cuatro costados. Lo que me sacaba de quicio es que era muy metida en los detalles de uno. En esa época no había teléfono celular, pero estaba cerca de las conversaciones que uno tenía con las primeras enamoradas.





Desiré Mandrile
(cantante)
Es una persona muy correcta, inteligente y perfeccionista. Me crió sola y me llevaba a la oficina para hacer las tareas. Me divierte cuando maneja, reniega, se le escapa una lisura y de inmediato pide perdón. Me saca de quicio cuando me hace críticas. Hasta llegamos a un acuerdo de que si pasaba de tres, me tenía que comprar un regalo. ¡Una vez me compró uno por adelantado!






Jesús Alzamora
(conductor de radio y tv)
Es una persona muy inocente y positiva. Lo que más me causa gracia es que es de esta generación que está intentando usar un smartphone, hace como que lo domina, pero me termina mandando un mensaje privado mostrándolo a todo el mundo. Me pregunta cosas como cuál es la diferencia entre mandar una foto por Twitter o Whatsapp.






Leopoldo Caravedo
(psicólogo)
Mi mamá es ahora una mujer de 96 años, pero la recuerdo muy activa y vital. Con nosotros, sus hijos, era seria y yo era bastante travieso. Quería hacerme cumplir las normas y no sabía qué hacer conmigo. Algo que no me gustaba es que nos mordía el cachete, hasta los 20 años más o menos, como broma. Era como una sorpresa, pero a veces no nos agarraba de buen humor.






Rebeca Escribens
(conductora de tv)
Era una mujer maravillosa. Ama de casa a tiempo completo y ¡sin ayuda! Salvo la de nosotros, sus hijos. Una dama en todo el sentido de la palabra, amante de la música y de los juegos de mesa. Algo que no soportaba y que me sacaba de quicio era que era una maniática de la limpieza. Qué ironía, ¿no? Dicen que lo que se hereda no se hurta.


Comentarios