¿Vivir para Trabajar?

Regresar
Octubre, 05 del 2017

 

La felicidad plena no es tal, son los momentos de satisfacción en lo que se realiza... La felicidad es un balance de la vida laboral, personal, los hobbies, la familia y las amistades.

La felicidad en el trabajo es primordial, tanto para la productividad de la empresa como para la estabilidad del trabajador.


¿Te ha pasado eso de esperar con ansias el viernes cuando la semana recién empieza? ¿O levantarte de la cama en la mañana maldiciendo tener que ir a trabajar? En el Perú, transcurrimos en promedio unas  48 horas semanales trabajando, eso es más o menos un cuarto de nuestras vidas.  Parece ser mucho tiempo como para andar con la cara larga. ¿Cuántos hoy podríamos afirmar estar realmente felices en nuestro trabajo? ¿Acaso no estamos muchas veces estresados, molestos, asustados o aburridos?


Felicidad ¿qué es?

En los diccionarios se entiende la felicidad como un estado de ánimo positivo que genera satisfacción en la persona. Y si bien, lo que cada uno considere como “estar feliz” resulte sumamente personal, parece que existe una suerte de lenguaje universal que podría definir qué situaciones nos generan o no felicidad. En la complejidad en la que vivimos, “ser felices” parece ser un estado de ánimo cada vez más parpadeante. ¿Qué solemos responder ante la pregunta si somos felices? Entrarían en juego algunos contextos y sentimientos encontrados: ¿Somos felices con nosotros mismos? ¿Felices con nuestras vidas? ¿Felices con nuestros trabajos?

Como nos comenta la psicóloga Roxana Sánchez Gamarra: “La felicidad plena no es tal, son los momentos de satisfacción en lo que se realiza... La felicidad es un  balance de la vida laboral, personal, los hobbies, la familia y las amistades”. Las grandes empresas, periódicamente, realizan algunas pruebas entre los trabajadores para verificar el grado de satisfacción con respecto a sus roles dentro de la corporación. La Gerente General de Focus Gestión Humana y Empresarial en Perú y Chile y miembro del Comité de Recursos Humanos de Owit Perú (Organización de Mujeres en Negocios), Sonia Igei Kohatsu, explica que “existen encuestas de clima laboral que además de medir la satisfacción, se preocupan por averiguar que tan comprometidos están los trabajadores. En mi consultora evaluamos, por ejemplo, qué los motiva a trabajar en dicha empresa, cómo poder mejorar ese índice y además el compromiso con la corporación. Para esas mediciones se realizan encuestas, focus groups y otras formas de evaluación cuantitativas y cualitativas de acuerdo a las necesidades de la corporación, con la finalidad de gestionar los cambios de un año a otro”.


Beneficios trabajador/empresa

Los beneficios son bilaterales. Por un lado, como nos comenta Sonia Igei, “un trabajador feliz tendrá una actitud positiva, pero además es importante que se sienta orgulloso de trabajar en la empresa.”  Este no podrá sentirse comprometido con su lugar de trabajo si no se siente estable y feliz. “Al estar comprometido dará una milla extra por la empresa y será proactivo y apasionado por el trabajo que realiza. Dando pie a impulsar nuevos proyectos”. 

De igual manera, una empresa con trabajadores comprometidos y felices, tiene todas las de ganar. “Eso genera a la empresa mejores resultados. Ahora es un problema retener a los colaboradores, ya que hay mucha rotación de personal y no siempre se tiene la posibilidad de retener al mejor talento, pero si son colaboradores felices, será mucho más fácil retener a los puestos claves”, explica Igei. Es además importante pensar en que el estrés de los trabajadores (y las enfermedades que surgen por este) se ven cuantiosamente reducidas en un ambiente laboral amigable. Se mejora la productividad, la satisfacción con el trabajo y el bienestar general.


¿Cómo trabajar feliz?

La empresa de investigación Great Place to Work determinó en un estudio los distintos factores que intervienen para determinar el estado de felicidad en un trabajador. Entre estos está crear una relación de confianza y estima reciproca con los jefes, sentirse orgullosos y trabajar bajo buenas relaciones con los colegas, entre otras. 

El orgullo y satisfacción por el trabajo que se hace, sumado a un clima laboral cómodo, son las bases para despertar cada mañana felices de ir a trabajar y esperar con ansias el lunes para iniciar con fuerzas renovadas la semana. (Alessandra Incandela)

Comentarios