Seguridad al Rescate

Regresar
Setiembre, 01 del 2016

 

Gustavo Dávila, director de la prestigiosa empresa de protocolo y seguridad de eventos ‘A control’.

Frente al avance de la criminalidad en el país, un grupo de superhéroes, especialistas en la materia, han unido sus fuerzas para combatir la inseguridad ciudadana.


Robos a mano armada, el acoso callejero, los accidentes de tránsito ocasionados por choferes imprudentes e, incluso, los cables eléctricos que cuelgan como lianas, son solo algunos de los ejemplos encapsulados dentro del concepto de inseguridad ciudadana. 


Para combatir estos males que aquejan al país, Gustavo Dávila, director de la empresa de protocolo y seguridad de eventos ‘A Control’, junto a Félix Murazzo, David Rodríguez, Leopoldo Zambrano y David Benavides, crearon ‘Criminólogos Asociados’: una empresa que brinda servicios de conocimientos técnicos y científicos para velar por la seguridad pública y privada. 


Respaldada por un equipo de sociólogos, médicos e ingenieros, esta institución dedicada a combatir el crimen ha organizado conferencias magistrales, talleres de capacitación y consultorías en seguridad para diversas entidades. Leopoldo Zambrano, exdirector del Estado Mayor General PNP, sostiene que han desarrollado congresos de seguridad en Ica, Chincha y Pisco “con  la participación de grupos especiales para la prevención del delito”. El concepto de ‘juntas vecinales’ fue uno de los puntos a tratar, donde se resaltó la participación activa de la ciudadanía contra el crimen.


Todos los requerimientos e instrucciones otorgadas por el equipo son estratégicamente diseñados para cada municipio, región o empresa. “Lo que resulta efectivo para una localidad puede no serlo para otra, ya que los escenarios son distintos”, comenta David Benavides, criminólogo venezolano. Incluso, a pedido del alcalde de Chancay, Juan Alberto Álvarez, se está cocinando un plan de seguridad integral para lo que será uno de los puertos más importantes del país en la provincia de Huaral.


Criminólogos Asociados también realiza servicio de peritaje criminalístico con certificaciones que respaldan su institución.


TARAS Y TRABAS

Están ahí, en la escena del crimen. El agresor no ha dejado pistas o, al menos, eso se cree. Se han desarrollado las primeras investigaciones y ¡ajá! se han encontrado huellas dactilares y algunos cabellos. Todo indica que pertenecen a un hombre. Se recoge la muestra y pasan a evaluación. El herido aún no logra recuperarse, pero el diagnóstico del médico es favorable. Tras un riguroso proceso han dado con el culpable y, efectivamente, era una persona muy cercana a la víctima. Para certificar y obtener pruebas irrefutables ante un proceso penal, este grupo de especialistas acreditados también realiza el servicio de peritaje en criminalística que, sin duda, no tiene nada que envidiar al Inspector Gadget.


Por si fuera poco, ‘Criminólogos Asociados’ también posee el equipamiento adecuado para dejar una casa o centro de trabajo blindados contra la delincuencia. ¿De qué forma? Como criminólogos expertos, saben que la prevención es el primer paso. Esconder los objetos de valor debajo de un escalón, colocar paredes movedizas, cámaras de vigilancia ocultas y alarmas, son algunas de las alternativas que pueden implementar estos especialistas en seguridad. 


La unión hace la fuerza. Equipo de A control junto a David Benavides, Leopoldo Zambrano, Gustavo Dávila y David Rodríguez.


SOLUCIONES INTELIGENTES

Gustavo Dávila sostiene que “no hay un prototipo de criminal, pues los hay de todos los sexos y edades. El delito sigue vigente a causa de la impunidad y la corrupción en el país”. Los planes de acción contra el crimen no solo buscan soluciones, sino también prevención. David Rodríguez, ex director general PNP, añade que la prevención es posible a través de los valores, “por lo que este punto es muy importante para la institución”. 


‘Criminólogos Asociados’ propone la implementación de un observatorio de seguridad pública que resuelva, de manera rápida y efectiva, las situaciones en las que se pueda recaer en la inseguridad: falta de alumbrado público, el hueco provocado por el hurto de una tapa de buzón, o la notificación de una actividad sospechosa en las calles. “Queremos ser, además, una oficina de atención al ciudadano con información, acción y reacción”, concluye el general Dávila.


POLIGRAFÍA. Se puede utilizar el polígrafo para determinar la implicancia de un colaborador frente a una situación irregular que presuma un daño al empleador. Esta práctica está convalidada si existen razones poderosas que la justifiquen. Vale recalcar que el uso del detector de mentiras no está regulado en el país, por lo que no están determinados los supuestos en que son aceptables los resultados de este examen. 


Dicho todo esto la luz roja contra el crimen y la inseguridad está encendida. (Luisa Paredes)

Comentarios