Miki González

Regresar
Abril, 25 del 2013

 

" Tengo 61 años pero creo que no me veo mal ".

El cantante regresa a los escenarios con su nuevo tema ‘Chocolate’, incluido en el disco tributo, ‘Radio Marginal’.


‘Radio Marginal’. Disco tributo en donde  más de quince bandas peruanas, como la de Pelo Madueño, Mar de Copas, El Hombre Misterioso, entre otras, participan interpretando mis temas más populares. Agradezco esta demostración de cariño, pero me parece raro escuchar que otros canten mis canciones. Es que ni en ‘Yo soy’ ha habido un imitador de Miki. ‘Chocolate’. Mi nuevo video clip, donde queremos promover a Tocache, como uno de los primeros productores de cacao en el Perú. Lo interesante de este video es que mostramos escenas de nuestra estadía en esta provincia, en 1988, cuando fuimos para hacer la conocida canción ‘Vamos a Tocache’. Colé esta canción al final del disco tributo. Año sabático. El año pasado fue un año de descanso. Estuve por varios meses en la playa Los órganos, en Piura, corriendo tabla, deporte que retomé después de muchos años. ¿Me fui solo? Sí, estoy solo. Y aunque no se me haya escuchado mucho, sí estuve haciendo música: preparé uno que otro track para alguna tocada electrónica, y compuse algunas canciones para el disco de rock que pienso lanzar el próximo año. Base seis. Tengo 61 años pero creo que no me veo mal. Y es que el único estimulante que tomo es café. Pero creo que es un tema de genética, siempre he sido flaco, aunque tengo un rollo porque me gusta el pan con mantequilla. ¿Me considero viejo? Claro. Y hablando de este tema, recuerdo lo que dijo al final de sus días el cineasta Robles Godoy: “Ahora tengo menos sexo, pero tiro mejor”. Marcas de vida. Miki es una de ellas. Mi nombre es Juan, sin embargo nadie me llama así. Otra es mi nariz, que se la heredé a mi papá. Es tan representativa que la gente me reconoce en la calle por ella. Mi propio estilo. En mi primer disco grabé cumbia, cuando no estaba de moda, porque era mi manera de trabajar. Recuerdo que tocábamos en lugares peligrosísimos. Que quede claro, yo hago lo que quiero, y no hago las cosas para tener éxito, las hago porque necesito hacerlas. La gente me saluda en la calle por mi música, no por mis escándalos o por mis levantes.

Comentarios