MARCO ZUNINO

Regresar
junio, 13 del 2018

 

Uno de los artistas más completos de nuestro país viene emprendiendo el nuevo reto de dirigir Chicago y nos cuenta todo sobre la experiencia.


CHICAGO. Ha sido un proceso bien interesante en el cual he aprendido a confiar más en mí. No tuve tanto miedo a equivocarme y aprendí a apechugar. Todo de la mano con Doménico Poggi, mi codirector. Esta es una historia necesaria de contar. A pesar de los años que han pasado desde su creación, seguimos cometiendo los mismos errores como sociedad. 

ACTUAR Y DIRIGIR A LA VEZ. Por ejemplo es algo que no volvería a hacer. Estar al tanto desde fuera de toda la parte técnica como sonido, música, luces; y además actuar a la vez, me volvía loco. Ha ayudado el hecho de confiar en la gente con la que se está trabajando. Me he sorprendido de cómo he podido disfrutar el proceso. 

ANHELOS. Ahora que dirigí se me ha metido un bichito por escribir un guion. Tengo una historia que contar la cual he avanzado un poco pero aun a pasos de bebé. 

TORBELLINO. Acepté el reto por la nostalgia que tenía por el grupo. Por muchos años la gente quería que nos juntemos nuevamente pero siempre fue difícil. Creo que la preocupación desde un principio fue lanzar nuevos talentos que no tenían ningún soporte de actores de peso y dejar al grupo inicial en un tercer plano. No puedes lanzar una novela con tanta gente nueva. 

NO CALLAR. La vida es un constante cambio pero la depresión ha estado presente a lo largo de mi vida. No me gusta verme como un ejemplo pero mucha gente ha venido a mí sintiéndose identificada. Uno tiene que conocerse y ayuda a muchos al decirlo que al no decirlo.

Comentarios