ERA TABÚ

Regresar
Mayo, 25 del 2017

 

Un 25% de las mujeres que se masturban lo hizo por primera vez entre los 11 y 13 años. 

Mayo es el ‘Mes Internacional de la Masturbación’, y por ende les explicamos de forma abierta y sincera los beneficios de esta saludable práctica. No vale sonrojarse.


Te quita el estrés después de un largo día, es de gran ayuda con los síntomas menstruales, y, además, te relaja. Cambia tu humor para bien y te ayuda a conciliar el sueño. No, no nos estamos refiriendo a ninguna píldora ni pócima mágica: hablamos de la masturbación femenina.


No es ningún misterio que la masturbación es aún considerada como tabú en nuestra sociedad. Más aún si es practicada por una mujer. Tal vez, esta mala percepción recae en que la palabra “masturbación” proviene del latin “manus” (mano) y “strupare” (ensuciar, contaminar). Se entiende entonces que el término haya sido percibido como un comportamiento condenable, tanto por la sociedad como por la iglesia. Juzgando a las mujeres que la practican y considerándola un acto exclusivamente masculino.


Por suerte, a medida que los años han ido pasando, la cucufatería y los tapujos contra la autogeneración de placer ha ido disminuyendo, trayendo mayor libertad en la sensualidad femenina. Vamos amigas, la masturbación es un placer saludable y totalmente normal. Es momento de poner la vergüenza a un lado y entender los enormes beneficios que tiene la práctica de darnos placer.



Tocarme me hace bien

Numerosos estudios prueban que las mujeres que se encaminan en esta práctica empiezan a experimentar numerosos beneficios. Como nos explica el psicoanalista Walter Brunstein:Puede ser muy beneficiosa para el conocimiento del propio cuerpo, de la forma de provocarnos un orgasmo, para desarrollar nuestra intimidad y nuestra fantasía”. Una gran cantidad de mujeres alcanza el orgasmo exclusivamente con la estimulación manual del clítoris. Masturbarse es el mejor modo para conocer los propios puntos sensibles y descubrir el propio cuerpo: las zonas erógenas. Una vez que descubras cómo alcanzar el orgasmo, será mucho más simple guiar a la pareja para una satisfacción sexual recíproca. Además, entender el funcionamiento de nuestro cuerpo ayudará a controlar la excitación para poder generarnos placer una y otra vez y experimentar los orgasmos múltiples. ¿Por qué parar con el primer ¡Oh!?


El doctor Brunstein cita a la sexóloga y psiquiatra, Silvia Valente mencionando que “auto complacerse activa los mecanismos corporales que combaten el estrés: las hormonas que se liberan, como las endorfinas y oxitocina, y el estado de relax que se produce, contrarrestan el daño que causan las tensiones diarias. No es exagerado decir que mejora la vista, el pelo, la piel y la tonificación muscular”.


Los orgasmos, además, tanto en la parte física como emocional, alivian la tensión y permiten conciliar fácilmente el sueño.


Asimismo, existen estudios que afirman que la masturbación hasta alcanzar el orgasmo es un fuerte atacante de los síntomas menstruales, tales como el dolor e hinchazón, gracias a los poderes analgésicos de la liberación hormonal.


El uso de juguetes sexuales puede ser muy útil en la masturbación femenina. 

Si eres tímida… o flojita

Cojín, cubrecama, peluches, mango del peine… Usa tu imaginación para explorar el camino del auto placer. Si te estas iniciando en la práctica, te será más fácil si te acuestas boca abajo y colocas un objeto entre las piernas sobre la ropa y efectúas un movimiento ondulatorio que permita el roce de este sobre el clítoris. Basta encontrar el ritmo y la intensidad adaptada a ti.


Por otro lado, para quien no sabe o no desea satisfacerse usando sus manos, tiene a disposición toda clase de objetos. Vibradores, falos artificiales y estimuladores de clítoris y punto G. Son muy sencillos de adquirir y podrás llevarlos a todos lados en la cartera o usarlo en la comodidad de tu habitación. Sin hacer mayor esfuerzo será muy simple llegar al orgasmo. Ya sea sentada o echada, el uso de un sex toy es fácil y eficaz.


Finalmente, masturbarse cuando se está a solas no significa, por fuerza, compensar una falta de relaciones sexuales. Más aún, puede resultar muy erótico tocarse frente a la pareja, generando un momento de confianza y complicidad. De todas formas, es un acto que permite un momento de placer exclusivo durante el cual todas las fantasías sexuales se pueden hacer realidad. (Alessandra Incandela)


La masturbación femenina es muy útil para conocer el propio cuerpo y así poder guiar a la pareja en la búsqueda conjunta del placer sexual. 


Las imágenes o videos sexuales pueden ayudarnos a encender nuestra sensualidad y alcanzar el orgasmo. 



Comentarios